17 de noviembre de 2010

Chilenas protestan bajo tierra

JORGE MUZAM -.

Cerca de las 10 de la mañana del martes 16 de noviembre, bajaron 33 mujeres hasta las profundidades de la mina El Chiflón del Diablo, en Lota. Son ex trabajadoras del Cuerpo Militar del Trabajo, programa gubernamental destinado a la contratación de mano de obra para la demolición y despeje de los estragos causados por el terremoto y tsunami de febrero. Sin embargo, el programa llegó a su fin y casi trece mil trabajadores han sido despedidos paulatinamente a lo largo del país.

La medida de fuerza de las mujeres es para solicitar que el programa sea reactivado e incorporado como parte del Presupuesto del 2011.

Las 33 mujeres se adentraron 500 metros en la mina y desde allí enviaron una carta al Ministerio del Interior explicando su proceder y exigiendo el cumplimiento de sus demandas.

La vocera de las mujeres, Brígida Lara, dijo a los medios: "Hemos hecho muchas cosas para que nos tomen en cuenta, pero el gobierno no nos ha escuchado, así que nos están forzando a tomar estas medidas de fuerza".

Adherentes les hicieron llegar frazadas y cubrepisos. Las mujeres exigían una respuesta antes de la medianoche, o de lo contrario iniciarían una huelga de hambre bajo la mina a partir del miércoles.

Ante el silencio de las autoridades, la amenaza se cumplió y han iniciado una huelga de hambre indefinida.

La mina El Chiflón del Diablo fue inmortalizada a través de los relatos del escritor chileno Baldomero Lillo. Se le llamó así porque es la única mina del mundo ventilada en forma natural. La mina se interna bajo el océano Pacífico hasta aproximadamente 1.200 metros. Fue explotada hasta mediados de los noventa, para luego transformarse en un lugar de atractivo turístico.

5 comentarios:

  1. Si fuesen a responder…
    Y ahora el supuesto afamado gobierno chileno qué va a hacer? Tienen ellos realmente una idea de lo que es el despido de trece mil trabajadores? Pues, claro que no; pero además: tienen la verdadera idea de lo que es trabajar en el interior de las minas? Lo que sucedió con el rescate de los mineros sepultados ya se les olvidó, o nada más les quedan los momentos de la publicidad y el aparente logro político que tuvieron? Y la prensa y la televisión, y la opinión internacional de los países, ahora que hacen?
    Qué dirían?

    ResponderEliminar
  2. Lo que sucedió con los 33 mineros rescatados mereció nuestro aplauso generalizado, amigo Manuel. Pero simultáneamente a ese logro, se dejó de lado a los que no eran visibles ante las cámaras, como los 300 mineros que estaban arriba al momento del derrumbe y que quedaron de brazos cruzados, con una empresa quebrada y un gobierno y una ciudadanía indolente que sólo se conmueve ante el show televisivo.

    Tras ese veranito de San Juan mediático, han empezado a reaparecer en distintos puntos del país los focos del descontento ante la incapacidad, olvido, omisión o lentitud del gobierno para enfrentar el proceso reconstructivo. La gente suele votar y dejarse seducir una y otra vez, como cándidos párvulos, ante la lluvia de promesas electorales. Pero luego, pasados los meses, empieza a percibir que una vez más le han metido el dedo en la boca. En este caso, el sector piñerista prometió casi el paraíso en la tierra para poder ganar, pero ahora está viendo la irresponsabilidad de esas acciones.

    Espero que exista el suficiente tacto y prudencia de los sectores enfrentados para que el país no agarre un febril resfrío social de impredecibles consecuencias.

    ResponderEliminar
  3. Sabes que me emocioné cuando vi a esas mujeres tomarse la mina de Lota.

    Esas son mis chilenas. Qué orgullo siento.

    Si tantas miles de chilenas que vivimos aproblemadas y con la soga al cuello tomáramos determinaciones de ese tipo, este país andaría rápido y derechito.

    Me dan unas ganas de ir a sumarme allá abajo.

    Besos mi amigo.

    ResponderEliminar
  4. Desgraciadamente no me extraña que pasado el momento de euforia por el rescate de los mineros se olvide el tema y no se atienda a la cuestión de fondo... Era esperable que así ocurriera y lo pensé desde el primer momento. Me dijeron que era pesimista y que esto servía para que las cosas cambien, pero quienes decían esto sólo repetían lo que oyó en el noticiero antes de dar paso a la nota con musiquita conmovedora para acompañar los aplausos y abrazos...
    Ante lo que contás sólo puedo expresar mi deseo que cambie, pero no va acompañado con demasiadas esperanzas, diría que ninguna por como se ve moverse a su presidente y la actitud de la gente más sensibilizada por la ida de un técnico que por cosas como esta.

    ResponderEliminar
  5. El rescate de los chilenos atrapados, fue una maniobra muy bien planeada. La atención del mundo tenía puestos los ojos en chile y en Piñera. Rajarse habría estado muy mal.
    Las cámaras del mundo nos transmitieron todo, desde el papel que salio de las profundidades, anunciando el estado de los mineros. Hasta un Piñera colaborador y presente en todo momento.
    Los quiebres internos de la economía o la situación laboral en chile, no causan expectación mundial, el despido de tantos miles de personas tampoco, para eso no hay grandes audiencias que desquiten el tiempo aire en televisión. Ni comerciales millonarios de marcas abusivas.
    Aplaudo el valor de las chilenas en la mina El Chiflón del Diablo.
    Ojala fuésemos mas en el mundo, los que no nos quedamos callados, esperando a que papà gobierno nos haga caso.

    ResponderEliminar

*