6 de diciembre de 2010

Los estigmas de México

LILYMETH MENA -.

Anoche, como todas las noches después que mi hija se ha dormido, encendí la computadora y me dispuse a estar sentada un par de horas frente a ella. Entre los correos que había en la bandeja de entrada, uno en especial llamó mi atención. Era el de un amigo español por quien siento una admiración y un respeto profundo. No suele enviarme mucho, así que supuse que era algo importante y decidí mirarlo antes que el resto. En pocas letras mi amigo me expresaba su pena hacia la situación de mi país, y cito: Dado lo que los noticieros y los diarios internacionales nos informan, la situación que viven los mexicanos sin lugar a dudas es terrible. Desde aquí México es un lugar violento, sin ley y abandonado de la mano de dios.


No pude más que sentir un escalofrío recorriéndome desde la espalda alta hasta donde ésta pierde propiamente el nombre. Es verdad, desde cualquier punto del mundo, México no es más que un paso fronterizo para toda la cocaína sudamericana que será distribuida y consumida en EU. México es un país con los estigmas de las muñecas bien sangrados. Femicidios, narcotráfico, corrupción, presidentes espurios que huyeron a Suiza para gozar de sus cuentas bancarias, y otros políticos de extracción humilde que se autonombran como presidentes legítimos.

Mi México ha tenido una suerte perra ¡ Maldita sea ¡
Siendo un país tan basto y rico no ha podido destacar en nada porque la explotación sobrepasa los recursos y la infraestructura. Hemos sido gobernados por un puñado de personas que se han encargado de hacer más ricos a los que ya lo eran. El poder aquí siempre ha sido de unos cuántos que difícilmente dejarán partir a la gallina de los huevos de oro.

Es mentira que México haya salido de una dictadura de 72 años, pues la situación sigue siendo exactamente la misma que hace décadas. El PRI y el PAN son como hermanos mellizos, como dos siameses que nacieron unidos y han sido separados cuando comenzaban a caminar, para evitar que chocaran uno contra otro sus rodillas huesudas desviadas hacia afuera.

Aquí el poder es como una batuta que se pasa de mano en mano entre amigos.
Todos sabemos de la existencia de esa ceremonia secreta que se hace antes de las elecciones, conocida como “El dedazo”. Allí el presidente en ejercicio elige de entre los candidatos que le dan a escoger y que convienen a sus intereses, a su predecesor. Una vez teniendo al elegido todo lo demás es puro circo. Las campañas, los mítines, las marchas, los debates, las elecciones. Aquí no existen las segundas vueltas ni los reconteos, aquí se dice quien ganó y los demás se joden, se crea en la transparencia de las instituciones electorales o no. Luego aparecen como si fueran cuerpos de mujeres violadas, las urnas cargadas de votos para el candidato opositor. Pero ya es demasiado tarde para quejarse, lo que dice el IFE es inapelable.
El hijo que levanta la mano contra los padres termina perdiéndola. Es una lección que hemos aprendido a ganas de hablar y recibir bofetadas en la boca.
Por eso ahora nos limitamos a mirarnos en silencio y encogernos de hombros.
Somos como una puta que es vendida al mejor postor sin que pueda decir “Momentito, que yo no me voy con ese señor aunque me paguen con perlas”.

Los femicidios en Ciudad Juárez son horrores que no cesan, porque en esas ciudades fronterizas el narco hace lo que quiere. Se roban una niña para ultrajarla cuanto quieran y luego tirarla muerta en el desierto. Generalmente son hijas de nadie, de padres huidizos que nunca mostraron interés en la vida que trajeron a este mundo. ¿A quién puede importarle una obrerita de quince años que no llegó a su casa luego de pegar botones todo el día en una fabrica de jeans?

Nuestro presidente nos prometió ser el presidente del empleo, pero los porcentajes demuestran todo lo contrario. El único empleo que puede presumir es el propio. Siendo el presidente mejor pagado de toda America, incluyendo a Obama que por mucho se encuentra en segundo lugar.

El actual gobierno se está cubriendo la espalda desde antes de abandonar el hogar, diciendo que no ha podido dar buenos resultados porque tiene todas sus fuerzas dirigidas en la lucha contra el narco. Una lucha en la que lleva las de perder, en la que sólo se ha invertido tiempo y malgastado dinero. Igual que lo que hizo Bush con su guerra contra el medio oriente. Lo único que dejó para la posteridad fueron los miles de caídos y la charola de plata en números rojos.

Me recuerda el caso de aquel pescador con un agujero en el bote, que se pone a pescar y permite que el agua le llegue hasta las rodillas.
Como querer detener toda el agua que llueve del cielo sin embudo y con un cubo de seis litros en las manos. Al menos eso es de lo que nos han querido convencer para ocultar su verdadero desinterés en hacer su trabajo.

No puedo hablar por lo indefendible, por las causas perdidas, no soy madre de los insurrectos, no quiero cambiar al mundo. Pero me gustaría sentir que aun no me he rendido, aun no. Afuera de estas cuatro paredes la gente sabe que México es mucho más que toda esa basura noticiosa ambarina. Que la vida aquí no es tan miserable. Que aunque de momento sólo nos miramos y nos encogemos de hombros, es un inicio saber que esto no puede estar bien. Quiero pensar que la conciencia es un buen principio. De verdad quisiera.

5 comentarios:

  1. Quienes no vivimos allí nos preguntamos cuánto de lo que dice la prensa es verdad. Hace años que de México sólo se hablan barbaridades. El país alegre, carnavalesco, luminoso y diverso que conocí en mi infancia, hoy lo muestran como un territorio que se adelantó al apocalipsis.

    Y si algo de eso es efectivo ¿cómo se llegó a ese grado de descontrol social?¿es el costo de estar al lado de Estados Unidos? ¿Por qué desde Estados unidos, que alberga a la mayor parte de los grandes consumidores de drogas, no se toman cartas decisivas en el asunto del narcotráfico?

    Y si es en buena parte mentira, ¿por qué se le hace ese daño de imagen tan grande a todo un país?

    Tus palabras aclaran muchas cosas, Lilymeth. Se siente la libertad de una voz que está inmersa en ese país, pero que no está coartada por intereses económicos e ideológicos torcedores de la mirada.

    Un relato necesario, sólido, honesto y visceral sobre el México de hoy.

    Se agradece Lilymeth.

    ResponderEliminar
  2. y que quedó de tu región más transparente, Lilymeth????? dónde encontrarla????

    ResponderEliminar
  3. Esta misma noche mientras descansaba la vista de la pc y sobre todo la espaldita, ví un informe sobre el respeto al género femenino. Se oían las voces seguras y batalladoras de un puñado de profesionales argentinas que decidieron agruparse para implusar medidas que tiendan a corregir esas desigualdades que aún persisten.

    Sé que desde afuera se ve a mi país un poco más "civilizado" pero lo cierto es que hay mucha violencia producto de las inequidades, entre todo eso se observa cada vez más aquella que se dirige a la mujer por considerarla inferior! Aunque las grandes cuidades lo nieguen, aunque el inconciente colectivo lo ignore existe.

    La provincia en la cual vivo tiene mucho del machismo que hace tiempo debió desaparecer por lo tanto la violencia contra la mujer es cosa común. Hay pruebas contantes y sonantes de crimenes contra la mujer y abusos que se dan dentro de la familia. También se venden chicas y en el periódico local salen anuncios que reclutan jóvenes para clubes nocturnos que son frecuentados por los mismos que deberían hacer justicia o protegernos, por políticos y funcionarios. Un horror! Los padres empiezan a denunciar pero aún no hay quien responda por ello.

    La inciativa de la que hablé al principio la hacian en conjunto la Asociación Argentina de Mujeres Jueces y la Asociación Argentina de Antropólogas Forenses, ellas mismas hicieron alusión a los casos de Juarez porque recientemente fueron convocadas a partir de un convenio con la procuradoría de esa zona. No sé si estamos mejor o peor, me parece una tontería comparar estas cosas. Pero me da gusto que se trabaje para ponerle fin a eso.

    El corolario de esto fue la sanción de la Ley de Protección Integral que abarca a mujeres y niños para la defensa de los abusos del género. Actualmente está reglamentada y se busca incorporar el Feminicidio al Código Penal. Ojalá! Eso me da esperanza por mí país, al igual que oir tu voz reclamando porque el tuyo sea más justo y mejore para todos.

    ResponderEliminar
  4. Mi actitud habitual, furibundamente contraria a todo intento de inferiorización o menoscabo de la mujer respecto al hombre, me ha traido aparejado un cierto grado de ostracismo entre los grupos de varones.
    Tengo madre, pareja, abuelas, tías y sobre todo una hija que no toleraría verla discriminada por culpa de esta absurda preponderancia cultural sin ningún fundamento sólido.
    Quizás por esto mismo no me hacen reir los chistes antimujeres ni las bromas obcenas respecto a las particularidades sexuales de las mujeres.

    ResponderEliminar
  5. El Lunes pasado nuestro jefe de gobierno (que así se llama el cargo que sostiene) fue galardonado con el World Mayor, que lo califica como el mejor alcalde del mundo.
    No puedo negar en nada su trabajo, el seguimiento que le ha dado a obras nunca terminadas por sus predecesores o nunca iniciadas. Nos ha devuelto a los ciudadanos comunes el primer cuadro de la ciudad que hasta hace algunos años, era territorio del ambulantaje, piratería y mercado negro.
    Ahora luce calles embellecidas, fachas rescatadas y patrimonios bien mantenidos.
    Es una delicia pasearse por el centro, sobre todo en estas fechas tan alegres.
    Se le elegía mucho por su labor en afán de destacar la igualdad de genero, fue el quien legalizo las bodas gay en marzo pasado. Cosa que le ha ganado tanto amigos como enemigos.
    Sobre todo entre los eclesiásticos y sus allegados.
    México sigue siendo un lugar colorido, lleno de riqueza cultural, es uno de los países con más riqueza en flora y fauna en el mundo. Con biodiversidad y ambienten naturales de toda índole. Desde desiertos silenciosos, dunas de arena fina como talco y mares sin fin.
    Sueño con días mejores, y atardeceres anaranjados.

    ResponderEliminar

*