16 de enero de 2011

Santitos

LILYMETH MENA -.

En estos tiempos en los que las personas parecen menos unidas, ya sea por toda la tecnología que tenemos al alcance de nuestra mano, o por que la familia ha dejado de ser aquella estructura bajo la que todos queremos vivir. En los que los niños agreden a otros en las escuelas, y existe tanta violencia intrafamiliar, narcotrafico y consumo de drogas. Es lógico que la iglesia esté sufriendo una crisis al igual que cualquier otra cosa que le exija al hombre, un poco de disciplina , de buena voluntad y de fe. 

Son siglos los que se pueden contar, de abusos por parte de los representantes de la iglesia, de casos de niños violados por sacerdotes pederastas, de pagar demandas millonarias a cambio de esa falsa tranquilidad y ese silencio hipócrita, que la iglesia ha sabido comprar durante toda su historia.

Recordemos que en cada momento flaco del Catolicismo, aparece de manera “milagrosa e inesperada”, algún objeto o Santo que invoque de nuevo a los seguidores a congregarse y rezar arrodillados. A depositar dócilmente ese diezmo que de a centavo en centavo, ha convertido al Vaticano en el país mas rico del mundo.

Por eso no es de sorprender que en un momento como éste, donde reinan la indiferencia y la poca fe; se lanze la noticia de la próxima canonización del papa Juan Pablo ll. 

Un papa adorado por sus fieles. El papa que mas dinero ha recaudado en la historia. Al que se conoció como “El papa viajero”. Y que en cada visita a mi país, dejaba los bolsillos vacíos, pero los corazones henchidos de un fervor religioso renovado.

Para nadie es secreto que la Basilica de Guadalupe se cuenta entre los primeros tres recintos religiosos que mas dinero envía al Vaticano. Dinero totalmente libre de impuestos. Es tan grande la necesidad del hombre de sentirse pequeño bajo un Dios inmenso. De tener leyes mas allá de la moral que le dicten lo que es bueno y lo que es malo. La de no sentirse solo en éste basto universo. Que para eso sirve a fin de cuentas ese dinero, para comprarse un poco de todo lo anterior, y seguir viviendo bajo la sombra de diez mandamientos que nadie cumple cabalmente. 

Así como sucedió con mi México, que en un momento lleno de dudas se nos regaló la canoninazación del indio Juan Diego.

La canonización de Juan Pablo ll atraerá de nuevo a los borregos dispersos, al corral seguro del rebaño. La gente que ahora es vieja, recordará con honda melancolía cuando aquel papa viajero pisó su tierra. Cómo con ese aire de bondad infinita levantaba la mano para saludar a la muchedumbre.

Entonces las arcas volverán a estar llenas, las sotanas mas blanqueadas que nunca, y el fervor añejo se renovará de nuevo como lo ha hecho ya mil veces. Gracias a las apariciones milagrosas y a los Santitos.

7 comentarios:

  1. Mi querida amiga, creo que somos muchos los que la noticia de la canonización del Papa viajero, no es indiferente. Por fortuna, el personal va sabiendo pensar por sì mismo. La Iglesia está en decadencia. Se lo ha ganado a pulso.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Lilymeth, dices: "Al que se conoció como “El papa viajero”. Y que en cada visita a mi país, dejaba los bolsillos vacíos, pero los corazones henchidos de un fervor religioso renovado."
    ¿Y qué otra cosa son las religiones sino un sistema de pago por el que se compra la tranquilidad que da su escudo o la que brinda un perdón que nadie puede dar en realidad?
    Excelente reflexión la tuya, como siempre.

    ResponderEliminar
  3. Al final, después de tanta vendida de pomada, el polaco no era más que un político conservador y negociante. Quien se lo hubiera imaginado después de tanto besuqueo al pavimento.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo17/1/11

    Juan Pablo II, el panteonero del comunismo y el promotor más entusiasta del capitalismo salvaje. Nada que agregar Lilymeth, has dicho con visceral precisión todo lo pertinente a este suceso y se agradece.

    Laura Almonacid

    ResponderEliminar
  5. Quien sabe si se deba a que soy una persona terrible, que no se preocupa por el destino final de su alma pecadora. Pero el dinero que pasa por mis manos, prefiero gastarlo en cosas mucho más terrenas y mundanas. Total que este cuerpo y este tiempo son prestados y quien sabe cuanto me dure el gusto. Los Santitos se los dejo todos a quien le guste perder el tiempo.
    ( Yiack ¡¡ Por aquello del besuqueo del suelo )

    ResponderEliminar
  6. Cuando Juan Pablo II besó la fría losa de nuestro aeropuerto santiaguino, lo esperaba el zorruno Pinochet con su crónico rictus de complacencia burlona. De alguna forma ambos eran hermanos ideológicos en sus cruzadas anticomunistas y se les vio muy a gusto. Ya en el palacio de gobierno, ambos se asomaron al balcón a saludar a la muchedumbre. Más tarde la iglesia transmitió un comunicado donde dejaba en claro que el Papa había sido engañado por Pinochet al ser instado de improviso a dar ese saludo. Pero para la historia lo que quedará es esa foto con dos sonrientes figuras alzando la mano.

    Días más tarde, en la homilía que el Papa dedicó a los pobladores chilenos, se produjeron serios incidentes que tuvieron al pontífice a mal traer con tanta lacrimógena y apaleo en medio del gentío. El poblador que valientemente le contó al Papa todo lo que sucedía en Chile con los trabajadores y los pobres, recibió días más tarde una paliza que casi le costó la vida.

    La cosa es que el Papa vino, sonrió, reprendió, dijo que el amor era más fuerte y luego se fue, y Chile siguió exactamente tan desencontrado como antes. El único que consiguió mejorar su imagen fue Pinochet.

    Muy oportuno y bien narrado, Lilymeth.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo22/1/11

    Juan Pablo II fue el mejor líder que tuvo el s. XX junto a Adenauer. Fue el único que denunció el ataque a Irak como "una guerra inmoral"; fue el primero en denunciar al "capitalismo salvaje" en USA; fue el Papa que sobrevivió al totalitarianismo de Estado, ya comunista ya nazi. Wojtyla fue el primero en tener una apertura hacia los judíos (no los sionistas, ojo, diferenciar, el Papá recibió a Arafat) y a la vez hacia el Islam. Tomó medidas contra el abuso de menores en las iglesias; extendió una mano a los homosexuales pero no dijo que la sodomía esté bien sino que defendió las relaciones entre hombre y mujer como fuente sana y limpia de la familia humana, protección de los hijos y del nonato. Se hizo el gran campeón de la vida en un momento en que "la cultura de la muerte", ya se empezaba a autofelicitar de haber entrado como una fiera triunfante en nuestro nuevo milenio. Dejó una puerta abierta al sacerdocio femenino al establecer que no había en sí ninguna base teológica que lo prohibiera. Renovó el estudio de la Biblia entre católicos. Creó el auspicioso día de la juventud que celebran los jóvenes de todo el mundo, no con droga ni consumismo, sino con alegría y esperanza. Promovió un ritual que incorpora las tradiciones populares de todas partes del mundo en imágenes de todas las razas (los santos blancos o blanqueados son cosa del s. XIX), y canonizó santos de todas las razas para cimentar el ecumenismo. Se acercó a Inglaterra y al luteranismo y hoy día se empiezan a recoger sus frutos. Reconoció a los santos pobres y desconocidos que han habido y hay en todo el mundo. Reconoció el sufrimiento enorme que el secularismo les ha traído a los pobres de todo el mundo, a las masas despavoridas del comunismo soviético o del capitalismo que promueve guerras en Centroamérica y al narco que impera en México y obliga a los mesoamericanos a emigrar en un éxodo de millones sólo rivalizado por las matanzas de Stalin. Al llegar a México pronunció sus palabras de la homilía: "Veo ante mí, hasta el horizonte, tantos indios descalzos".
    En Los Angeles donde vivo es la Iglesia católica la principal institución y casi la única en graduar a los niños pobres de las minorías, la que da 500 desayunos a los pobres del downtown, la que ayuda a los que no tienen padre, los pandilleros. Sin la iglesia y su enorme ayuda los indocumentados no podrían sobrevivir. La Iglesia está a la vanguardia de la ayuda ofrecida en cualquier desastre y en el actual, el de la economía, Caritas agota su presupuesto anual ya para el mes de febrero y eso que la administración católica es tan buena que los mejores hospitales están en manos de ella (me refiero a los hospitales que ayudan a la gente pobre). El consulado de México no hace nada semejante por los millones de mexicanos que hay aquí y ellos saben que si no acuden a la Iglesia nadie les ayuda.

    El Papa reconoció los pecados cometidos por la Iglesia, única institución mundial en hacer esto públicamente. La Iglesia es esperanza y vida, pecado y perdón, crecimiento vital y rectificación. Tiene un espíritu de alegría y concordia, recibe a todo el mundo pero corrige a todo el mundo y en todos nosotros se corrige a sí misma.

    Sus contradicciones y tensiones más fuertes se remiten a la sexualidad como identidad y como práctica, o a la diferencias entre 'sexo' y 'género'.

    En el Génesis se dice que el Espíritu "flotaba sobre las aguas" revueltas de la Tierra que estaba en tieblas azotadas por vientos. Son tan fuertes que conmueven los cimientos de la Iglesia y amenazan con dar al traste con "la Esposa" de Cristo, la ex prostituta, pues eso es la Iglesia y con ese tipo de mujer se quiso "casar" Cristo. El Apocalipsis cierra la Biblia con las palabras "y la Esposa dice 'ven' y el Espíritu dice 'ven'". Maran Atha, Maranatha

    (Mariaeu que no logra firmar con Google)

    ResponderEliminar

*