17 de mayo de 2011

Diecinueveavo Anuncio


RODRIGO VERDUGO PIZARRO -.

Pido permiso a los relámpagos para hacer el tajo
Para que algo venga desde las profundidades saciadas
Solo a cerrarme los ojos
Llagado sea el descubrimiento desde la sombra al cuerpo.
Pido permiso a la costura esencial
Para ver como el cielo es acariciado por la muerte
Después voy a electrizar a esas arañas que andan con trajes de monjas
Para que los sistemas espectrales las ostenten.
Pido permiso a la raíz inalcanzable para ver como se equivoca la noche
Después voy a glorificar ojos de lobos dentro de las alcancías
Total el verano puede calcarlos cuando se repliega
Ante los volcanes amputados, ante este territorio de las victimas
Que todos van cruzando por las noches
Llevando en las espaldas una puerta cubierta de espinas
No sabemos que clase de castigo es
Que ardores saqueados los hacen hacer esto
Pero nos consta que se hacen acompañar
Por hermanos que no ven nunca
Toman el camino más polvoriento
Van con el conducto más escabroso
Pasan por piscinas pintadas de negro, cubiertas de búhos y caracoles
Allí pernoctan por si llega el día
O arrojan a quien no quiera o deba seguir
Pero para cruzar aquel territorio de las victimas
Debían saber de ciertas advertencias
Debían saber que en cualquier momento se les diría:
“Ni un paso más, ni la menor tentativa,
Antes que los sistemas espectrales partan
Desde esas arañas que andan con trajes de monjas
Después medid el empuje, medid el tajo,
Si queréis con remos o con astrologías quemadas”
Total un gran hueco quedara en este territorio de las victimas
Hueco suficientemente grande como para
Que descanse el descubrimiento llagado
Poned encima esa puerta cubierta de espinas, entrad, entrad
Y que el ultimo en cerrar la puerta sea el que pueda ver
Como es común todo rayo, toda orilla
Y que el primero en abrir la puerta
Sea el que pida permiso a esos ojos de lobos
Para que la tierra gire alrededor del descubrimiento llagado.


Del libro inédito "Anuncio"

6 comentarios:

  1. Un poema magnífico!! Y acabó siendo cierto lo que se decía de Verdugo.. que es un gran poeta.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Anónimo14/5/11

    No sé que se decía del poeta Verdugo, pero a mí me ha parecido impactante y profundo, por decir lo menos...

    Lola

    ResponderEliminar
  3. Un excelente poema de un gran poeta que conocí acá. Gracias totales ♥

    ResponderEliminar
  4. La poética misteriosa e incomparable de Rodrigo Verdugo, cuyo contínuo asombro ante el infinito, ante la inexplicación de la vida, el amor y la muerte, lo obliga a recurrir a las finas alas del surrealismo más original, aquel donde las palabras visten con ropajes de sueños.

    Notable, mi querido amigo.

    Muzam

    ResponderEliminar
  5. Tamara Gutierrez23/5/11

    "Pido permiso a los relámpagos para hacer el tajo",
    no sabes Jorge, cuantas lineas de Rodrigo Verdugo, anoto en mis diarios de vida y hasta me se de memoria, ni el mismo se imaginara la cantidad de lectoras que tiene. Admiro a este poeta sobrenatural.

    Muchos saludos

    ResponderEliminar
  6. Yanet Piñero31/5/11

    hermoso poema negro, quien sino Rodrigo Verdugo. quien sino èl.

    Felicitaciones por el blog,

    ResponderEliminar

*