15 de julio de 2011

Un nuevo verbo

LILYMETH MENA -.

Hasta hace poco no sabía realmente que existía como tal, lo que si tenía por cierto era que la acción se da con más frecuencia de la que uno pudiera imaginarse. Pero no pensé que hubiera un nombre para ella. Muchas veces yo misma he recurrido a ejercitarla, por curiosidad, aburrimiento o simple hambre de asechar al objeto de mi apego (figúrese usted).

Curiosamente es algo que no me atrevería a hacer en la vida real o al menos eso decimos todos.

Vigilar, seguir, acosar. O como es mejor conocido en el lenguaje cibernético, Stalkear.

Hace algunos meses fui victima de una persona que se dedicaba a stalkearme; me enviaba correos, dejaba mensajes en mis blogs e incluso en aquellos en los que soy solo una participante entusiasta, comentaba mis entradas de manera anónima aunque con su inconfundible toque personal. Entraba a mis perfiles de redes sociales y hasta vigilaba a mi familia y contactos personales.

Así que haciendo a un lado la sensatez y realizando un simple ejercicio de navegación, introduje mi nombre en la barra del buscador mundial mas usado. Los resultados no solo fueron sorpresivos sino escalofriantes. Encontré fotografías de las que ya ni siquiera me acordaba, y en algún lugar di incluso con mi numero de celular y mi dirección. 

Me fue muy sencillo encontrar personas con las que tengo vínculos amistosos, colegas, parientes y hasta ex parejas.

Seguramente hay muchos que no solo encuentran el internet como un medio de comunicación, de esparcimiento y aprendizaje, sino también como una útil herramienta para dar con la gente que les interesa y acecharla. Los fines pueden ser variados y los hay desde los inofensivos o divertidos, hasta los que ponen en riesgo la integridad de quien es stalkeado.

No puedo dejar de pensar que también es una herramienta útil para ver en que clase de asuntos se involucran nuestros hijos adolescentes, con que tipo de gente andan y los lugares que frecuentan, sin que esto deje de ser poco razonable pues a fin de cuentas espiar es solo para gente loca o insegura.

Aunque igual…¿Lo estaremos todos?

Stalkear es algo muy común entre gente de todas las edades y tipos sociales ya que hoy en día todo mundo tiene acceso a la red. Lo único que se puede aconsejar por protección personal, es que sea uno más cuidadoso con la información y las fotografías que se comparten. Por que como dicen Pheneas y Ferb “La internet es para siempre”.

13 comentarios:

  1. Yo skaltearizo
    Tù skaltearizas
    Él skalteariza
    Ella skalteariza
    Nosotros skaltearizamos
    Vosotros skaltearizais
    Ellos skaltearizan
    El mundo sigue su curso y te hago mi aporte a tu investigación linguística y gramatical.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Interesante y muy cierto. Terrible¡¡ Otra que se da seguidito es que tomen una foto tuya y se creen un perfil paralelo en las muchas redes sociales que existen. Imaginate el quilombo en el que te podés meter¡¡

    ResponderEliminar
  3. Anónimo16/7/11

    Somos todos unos Grandes Hermanos cibernáuticos. Habría sido el sueño dorado de Goebbels.
    Un texto genial y un blog que es un orgullo para internet.

    Angela Ríos, Vitacura.

    ResponderEliminar
  4. Fisgoneaos los unos a los otros, parecen decir los nuevos tiempos. Es efectivo que a veces nos desnudamos demasiado frente a esta vitrina mundial. No obstante, muchas desnudeces pasan desapercibidas casi sin interesarle a nadie. Otras, constituyen un motivo de adicción colectiva. De cualquier forma, a estas alturas, todos llevamos un código de barras en el trasero. Nuestra información privada la posee el gobierno, las oficinas de estadísticas, las municipalidades, las gobernaciones, las ex novias, los amigos, los ex amigos, las tiendas del retail, las financieras, los bancos, la policía, los mormones, las transnacionales y suma y sigue.
    ¿Para qué luchar entonces por seguir ocultando lo que está en boca de todos? Mejor jugar y hacerle caritas feas a esa gran cámara que fisgonea nuestras vidas.

    Un tremendo escrito mi querida Lilymeth.

    ResponderEliminar
  5. Lucrecia18/7/11

    Hay que andarse con cuidado y sobre todo cuidar a los chicuelos de todos los lobos feroces que asechan en la red de redes. Atenti que no hay peor chusma o lleva y trae que las vecinas y los almaceneros del barrio.

    ResponderEliminar
  6. No sólo nuestros meros datos personales identificatorios circulan por la red al alcance de cualquiera, lo cual ya es inevitable dado el avance en los sistemas de información.
    Cada vez más, circula, se expone y se construye en internet la vida personal: hechos, sentimientos, reflexiones, relaciones; lo que incluye a otros que pueden ser afectados por lo que el internauta en cuestión decida mostrar, escribir, decir u omitir (que como dice Pheneas y Ferb "es para siempre", aunque luego deje de tener vigencia o sentido), creo que eso no es tenido mucho en cuenta por algunas personas que eligen la red como plataforma de comunicación pública, pues se sobreexponen, facilitando que personas obsesivas se sobre involucren en sus vidas, sin pensar en que eso puede dañar de alguna forma a los seres que dicen amar, pues a ellos les importa más la adicción que generan por dicho medio. Como si se otorgara más validez, realidad y sentido a la vida "virtual" que a la vida que se hace en la convivencia diaria. De lo que conozco, veo que se relaciona con que la vida virtual ofrece gratificaciones rápidas sin mayor coste, a un solo click...

    ResponderEliminar
  7. Siempre me pregunté cómo se puede llegar a querer a través de la red. Me resultan muy curiosos los casos que desembocan en relaciones reales. Para alcanzar eso debe haber un feedback importante o un grado de locura particular. Personalmente se me acercan muchos fulanos que me prometen amor incondicional sin siquiera haber compartido unos mensajes.. no me conocen y nada les he compartido para que se aferren a ese ideal. Además suelo creer de mí misma que soy de las mejores opciones para un hombre que quiera una vida en paz porque mis emociones son fluctuantes y vivo sabotéandome en muchos sentidos. En lo que va de mi vida virtual hice buenos contactos y he sentido sincero aprecio pero no amigos que me vengan a consolar cuando me sentí abatida, sólo una vez entregué más de lo que debía y me arrepiento tanto.. No hay que esperar sinceridad absoluta en ninguno de los dos planos, virtual y real, hay que tener los sentidos atentos porque la que engaña es la persona no el medio.

    ResponderEliminar
  8. no siamos ingenuos . la red esta plagada de gentes que se cambian el nombre, estado civil, se hacen fotoshop y tiene tiempo libre que perder o malgastan el que tienen sin saber donde esta lo que vale deveras

    ResponderEliminar
  9. Lucía27/7/11

    Algo peor que los hackers y los etiquetadores de fotos en el face! Gracias por compartir esta fea experiencia.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1/8/11

    Es la era del voyeur. Hasta yo me he sorprendido mirando largos minutos fotografías de amigas preciosas en facebook.
    Detrás de cualquier cosa hay algo terrible eso sí...
    Tu reflexión es pertinente en estos tiempos que corren, donde no sabemos si todo es cierto o parte de un guión de ciencia ficción.
    Tienes buena estrella. Estás protegida.
    Un abrazo grande.
    JP Jiménez

    ResponderEliminar
  11. Anónimo2/8/11

    “La internet es para siempre” y para todo(s). Je, escribes como si “espiar” fuera satanizado… pero que me dices de la necesidad de exhibirse, de balconearse, como llaman ahora?. Que no el exhibicionista necesita del vouyerista?. Que no es excitante ser fotografiado en pleno cachondeo, mostrando la piel y cavidades, con poses y vestimentas propias para el placer? Quienes estamos seguros que nuestra pornografía casera y “videos hot”, no hayan rodado a las profundidades del internet para disfrute de nuestras perversidades, nuestras y de otros? No solo exhibimos genitales, anos, mamas, y penes, sino que también nos encueramos emocionalmente dejando libres los edores de la propia materia putrefacta. Lo necesitamos y disfrutamos… o no? Si no lo necesitaras, para que retocas tus fotos y además, las subes a internet? Un miron mas... mexico df

    ResponderEliminar
  12. Anónimo2/8/11

    Denme un comentario odioso como una tempestad y tendremos un despecho del tamaño de un cataclismo.

    Arriba Lilymeth.



    Claudio

    ResponderEliminar
  13. Anónimo19/8/11

    "Lo que debes hacer en Facebook es que los demas crean que eres buena persona, porque si llegan a darse de lo que en realidad sientes de ti, estas realmente acabada"

    ResponderEliminar

*