28 de agosto de 2011

Todos están muertos

JORGE MUZAM -.


Recuerdo al excéntrico barón de Charlus repetir esta frase mientras jugaba a convertirse en estatua en medio de un soleado parque europeo. Proust lo escuchaba con melancólica paciencia.

Todos están muertos, todos aquellos con los que hubiese valido la pena beberse una copa de vino en un largo atardecer veraniego.

Se fue mi profesor Luis Vitale, se fue el poeta Jorge Teillier, se fue el cineasta Raúl Ruiz, se fueron mis abuelos sin siquiera conocerme, se fue incluso Amy Winehouse.

Todos están muertos.

¿Todos?

No precisamente. Hay personas que he llegado a querer como hermanos y compañeros de ruta. Personas a quienes invité a compartir un espacio común. Personas a las que empecé a querer, inevitablemente, gracias a sus personalísimas asociaciones de palabras diseminadas en el ciberespacio. Invité a los mejores entre los mejores y todos aceptaron entusiastamente. Me refiero a mis amigos escritores de Plumas Hispanoamericanas. Aunque aún no nos abracemos físicamente ni nos bebamos un vino toscano, ya me siento a dialogar con ellos en tardes que se alargan hacia el infinito.

7 comentarios:

  1. Qué bonito lo que escribes, Jorge.
    Me alegra mucho, por la parte que me toca, que tengas esas buenas vibraciones con respecto a tus amigos de Plumas. Y es verdad, particularmente siento una gran emoción el poder compartir con todos vosotros este espacio, especialmente contigo que fuieste quien nos unió a todos. Llegará un día en que podremos abrazarnos. No estaría mal pensar en algo para que propiciera un encuentro.Un beso

    ResponderEliminar
  2. Gracias, mi amigo, en lo que mí respecta, te confieso que, atravês de la Internet, y en específico de tu bello sitio Plumas Hispanoamericanas y mi revista Palabra Abierta, he podido prenderme con un interês creciente no solo a tu inteligencia de la palabra, sino además a tus profundos sentimientos de amistad, de lealtad a los mejores principios del ser humano y a tus ansias perennes -sin dejar de ser crítico- de abrazar y ayudar a promover el sentimiento de la libertad. Gracias por quererme y darme tu mano, pues al hacerlo, quieres a todo cubano que luche por su libertad. Siempre, Manuel

    ResponderEliminar
  3. Yo vivo en una isla en la mitad de un inmenso océano, en medio de tres continentes. Nosotros llamamos a Venezuela la 8ª isla, y hay canarios por todo el continente americano. Pero yo, nacido aquí, de padres emigrantes, de corazón universal, apátrida por documentación y vocación, sólo me siento libre en dos lugares -y ambos son virtuales-, en mi propio blog y en PLUMAS HISPANOAMERICANAS.
    Reconozco que me sigo sintiendo un intruso entre tanta gente que despierta en mi admiración y envidia por igual, pero sigo sintiendo un orgullo especial cuando le doy a la tecla "publicar" en este blog que comparto contigo, Jorge.
    Sigo, ¡cómo no!, a la espera de esa copa de vino, ya sea toscano, de rioja, un ribera de Duero, o uno del monte canario. Lo importante es tomarlo en buena compañía y esa, con los amigos de Plumas, está garantizada.

    ResponderEliminar
  4. El 5/10 se hizo la primera entrada de este blog y Claudio lo inauguró, desde entonces vas sumando y sumando escritores.. los mejores, así lo quisiste y así sucedió. Desde distintas partes del mundo nos reunimos acá a "conversar" de este modo tan particular.. Nos conocemos, nos descubrimos y nos reinventamos imaginariamente para darnos abrazos virtuales.
    De mi pate, agradezco la confianza y la oportunidad de conocer a toda esta gente maravillosa, y también te pido disculpas por lo que corresponda.. Sinceramente, no sé si algún días nos encontraremos pero vos sabés que contás con mi cariño eterno porque esa es la forma en la que yo sé querer aunque luego me pese el alma tanta nostalgia al extrañar la compañía pues soy conciente que la vida continua y uno nunca sabe qué depara el mañana. Por tanto, se agradece este abrazo escrito y descrito que nos das a todos por igual y a cada uno en especial.

    Saludos a todos.-

    ResponderEliminar
  5. Saludos compañero. Ud sabe que hay unas copas pendientes por nuestro diálogo.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo1/9/11

    Primero que todo: sí, se hace urgente sentarnos a mirar el mar y sus vaivenes vaciando varias botellas de vino.
    Y bueno, a esos mismos que has comenzado a querer -entre los que espero formar parte de la lista-, también se-nos van-vamos a morir.
    Y bueno... Salud, che

    ResponderEliminar
  7. Anónimo1/9/11

    Churra!!! me faltó firmar el comentario anterior:
    JP JIménez

    ResponderEliminar

*