16 de septiembre de 2011

Los nuevos mesías

JESÚS CHAMALI -.

Que Gadafi era un dictador megalómano y sanguinario y que Libia era un puerto refugio y un campo de entrenamiento para cualquier grupo terrorista que pudiera pagar por ello -dictador, sanguinario megalómeno, pero no estúpido a la hora de hacer negocios- ni era un secreto ni nadie lo discute. Salvo Chavez, claro, pero éste es otro cantar del que ya he hablado en otras ocasiones.

Nadie lo discute. Yo tampoco, claro está. Pero Gadafi no se levantó un día siendo ese ser abyecto, malo malísimo, tirano cruel , etc, etc, etc... Llevaba más de cuarenta años así y para no retroceder tanto, sólo en los últimos diez años, la Comunidad Europea, Rusia y China, por poner sólo las potencias de este lado del mundo, las mismas que se desgañitan (salvo China, claro, que a sus gobernantes todo esto no deja de serle tan incómodo como un grano en el culo, por aquello de que "cuando las barbas de tu vecino veas rapar...") defendiendo la revolución y se rasgan las vestiduras ante el relato de los desamanes de Gadafi. Desmanes que, si bien serán ciertos, no lo será menos el que se estén sobredimensionado ahora para aumentar la maldad de este dictador en horas bajas.

Ya se sabe, el triunfo tiene muchos padres pero al derrota es huérfana...

No voy a decir que su figura despierte ni simpatías ni apoyos en mi. Repudio por convicción cualquier régimen que someta a su pueblo al hambre y la incultura mientras su lider acumule una fortuna indecente y además, la saque del pais por si un acaso..

No, yo no era un fan de Gadafi. Ni lo soy ahora, por supuesto. Pero ni quiero ni puedo olvidar que si éste ha logrado perpetuarse tantos años robando, matando y negándole libertades a su pueblo fue por el apoyo, unas veces tácito y otras explícito- de los mismos países que ahora se han coaligado para derrocarlo. Los mismos países que hasta finales del 2010 seguían vendiéndole armas, municiones y tecnología mientras miraban para otro lado.

Por todo esto me resultó insultante ver a los presidentes de Francia y del Reino Unido hacer una tourné por Libia como si fueran dos estrellas del Rock, arropados por los nuevos dirigentes y aclamados por el pueblo. El mismo pueblo que ellos antes ignoraban cuando hacían negocios con Gadafi. El mismo pueblo que éste mataba con las armas y municiones que Europa le vendía.

Pero nada más cierto que la política es el arte de la prostitución evada a la máxima potencia.

Aún no se ha enfriado el cadaver político de gadafi y ya aparecen los buitres para tratar de comerse antes un mayor trozo del pastel del petroleo de Libia.

Además, al fin y al cabo, los muertos siguieron siendo los mismos: el pueblo libio y ellos, además, ayudaron con esta intervención a la gran industria armamentística.

¡Qué más se puede pedir!

7 comentarios:

  1. Julia Sanchez16/9/11

    Ud lo dijo tan claramente, eso es lo muchos pensamos en este momento. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Siempre tan sabias y necesarias sus reflexiones, gracias por compartirlas en este espacio al alcance de los que andamos tan desorientados en estos temas. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Mejor no pedir nada, después de todo nada cumplen. Muy bueno, saludos.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo16/9/11

    Muy sospechoso es todo esto, señor Chamali. Gadafi era uno de los tontos útiles de occidente hasta hace muy poco. Empezó como un militar socialista del que se esperaban muchas cosas buenas, pero decantó en lo que decantan todos los dictadores: la opresión, la mentira, el robo y el sentirse y actuar como si fuesen eternos.
    Lo paradógico es que occidente no tiene más moral que los títeres que está descabezando. Finalmente es cosa de control de hidrocarburos, control de precios, control de mercados y dinero más o dinero menos el que está en juego.
    Saludos
    Claudina

    ResponderEliminar
  5. Anónimo16/9/11

    Profundo, certero y descarnado análisis, Sr. Chamali. Ya había conversado este tema desde similares puntos de vista con un buen amigo, y me da gusto saber que hay otros que comparten la mirada y que más aún, se atreven a difundirla públicamente.

    Saludos

    Gladys

    ResponderEliminar
  6. Tuve momentos en que estaba muy metida en el pulso de la realidad sociopolítica del mundo, sobre todo cuando asistía a la universidad.. Por entonces andaba hiper-alterada, molesta y aprovechaba cualquier ocasion para el debate y análisis, pero desde hace un tiempo dije SUFICIENTE.. y me tomé un largo break. Vuelvo a pensar en estos asuntos leyéndo tus reflexiones y observo con espanto que nada ha cambiado demasiado.. de modo que si vuelvo a abrir un diario en la sección de Internacionales volvería a aquel estado de frustración e impotencia.
    Ufff!!

    Leerte a vos es mejor, concuerdo con tus observaciones y es una buena manera de estar en contacto con la realidad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Jesus, ¿que hacemos con tanta rabia?
    Como me dijiste una vez, seguir escribiendo.
    Mundo perro este.

    ResponderEliminar

*