27 de enero de 2012

Los peces

Por Pablo Cingolani 



Río adentro
Donde ya no hay hombres
Ellos son monarcas
No sólo de las aguas
Que entibian con sus ojos
Son los señores de todos los destinos
Por eso parlan con la luna
Sus asuntos de cenizas idas, sus vientos
Sus mundos antiguos, sin nombre
Sus líquidos planetas
Burbujeantes de alegría

Río adentro
Donde ya no hay sombras
Ellos tienen un rey que no los tiraniza
Entre ellos reyes
Casaré le dicen los tsimane´
Y cuando salta, cuando se eleva
Cuando es nomás lo que es
Es flecha que hechiza el centro del aire
Es una marca, una huella al infinito
Cuando lo he visto, enmudecí

A veces no hay palabras, es difícil
Contar de un rayo de extraña belleza
Otras veces no hace falta
Decir nada, escribir tampoco
Algunas cosas no hay necesidad
De anotarlas, de nombrarlas
Flotan y nadan en el universo, fluyen y vagan
Uno los ve, las aguas se agitan
Uno los ve, deja la congoja a un lado
Uno los ve -ve a los peces- y se olvida.


Pablo Cingolani
Río Abajo, 27 de enero de 2012


2 comentarios:

  1. Un niño, un pez. Una imagen para soñar y un corazón como el tuyo para narrar. Un abrazo amigo.

    ResponderEliminar

*