3 de febrero de 2012

El sueño eterno

Por Pablo Cingolani




Uno casi nunca sabe dónde te llevan los pasos
Vagas por ahí, la brújula se oxidó hace rato

A veces vas donde sólo hay arena y algún cactus desdichado
Pero vas, vas andando, no hay magnolias ni álamos

El camino es así. Si no hay huella, la anhelas
Si no te alcanza con desearla, la sueñas

Si te vas quedando, si te vas encogiendo
Si el viento te abraza tanto que te sofoca

Si ni Jesús Nazareno aparece para consolarte
Ni el diablo viene a tentarte, siquiera acompañarte

Si ya has perdido mochila y esperanza
Si ya derramaste al aire el culo de la petaca

La vida es así. Si no hay huella, la anhelas
Si no te alcanza con desearla, la sueñas

Si no puedes soñar, es que ya estás muerto
Ginebra, brújula y álamo serán como vos, olvido

El camino es así. La vida es así. Un sueño eterno donde vagar
Sueñas porque vagas, vagas porque sueñas, no hay más.



Pablo Cingolani
Río Abajo, 30 de enero de 2012

Nota bene: aunque nadie lo crea, este poema está inspirado en una frase de Lenin

3 comentarios:

  1. La vida es así, tan hermosa como compleja, nos da palmadas y cachetadas cada tanto.. hasta que llegamos al final del camino. Hermoso poema, las palabras justas y precisas. Me encanta.
    Saludos donde sea que estés.

    ResponderEliminar
  2. Raúl de la Puente5/2/12

    No esperar nada y sin embargo seguir haciendo huella, y disfrutarlo, y hasta sorprenderse, y reír, y vamos que todo es tan bueno, tan bueno como su poema, Pablo.
    Excelente, preciso.
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. A veces, sólo vas por ahí.
    Notable, amigo Cingolani.

    ResponderEliminar

*