24 de junio de 2012

Hombre ideal

SARA RUÍZ -.

Hablaré sobre el realzado y nunca bien ponderado hombre ideal, y conste que no hablo del patrón físico.

Aclararé de partida que ese hombre ideal, para desgracia de nosotras, no existe. Sólo en los cuentos de hadas que leíamos cuando niñas.Vanas fantasías que aclaramos con el paso de los años. Es como buscar la Flor de 7 colores de Angel o el Triágulo de las Bermudas, y teniendo en cuenta que Disney hizo una buena labor lavándonos el cerebro.

El hombre (y mujer) es un ser imperfecto. La imaginación vuela alto, mis palabras fluyen, es un tema que da para mucho y por eso me motivé a escribir. Luego conversé con la Sole, y me dice que este pensamiento se llama “pensamiento mágico” y que la psicóloga chilena Pilar Sordo habla sobre ello en un video.

Para nosotras un Hombre ideal sería:

-Alguien a quien le gusta compartir hasta las cosas menos interesantes, sólo por estar contigo.
-Un semental.
-Tu cómplice.
-Puntual (¿no será mucho pedir?)
-Divertido.
-Sus zapatos deben estar limpios.
-No se molesta en salir de compras contigo.
-Si gana menos que tú, no importa.
-No es mamón (ya no estamos para ser sus madres)
-Independiente y seguro de sí mismo.
-No se avergüenza de darte un beso frente a sus amigos.

La mente de las mujeres se divide en dos:

Pensamiento real v/s pensamiento mágico.

Me centraré en el segundo punto, ya que de allí nacen nuestros pensamientos acerca del hombre ideal. Idealizamos situaciones y como nos gustaría que fueran los hombres con nosotras.

Esto es porque nosotras desde pequeñas esperamos que las cosas surjan de manera mágica.

Por ejemplo:

Que nos sorprendan para el día de nuestro cumpleaños. Ellos tratan de complacernos, pero somos unas inconformistas, hay que decirlo, y entonces ellos dicen:

“no hay forma de dejarla contenta”, “no se conforma con nada “.

Las mujeres en la actualidad esperamos la inmediatez y sino resultan pronto las cosas como queremos, nos frustramos. Les dejo esa reflexión porque puede haber alguien que esté en desacuerdo conmigo, lo cual es válido.

Como dije desde un principio, el hombre ideal no existe. Sólo hombres de carne y hueso con virtudes y defectos. Porque como dice la canción de Sergio Facheli (búsquenla en Youtube) "sólo queremos alguien que nos quiera tal como somos".

Lo mejor es ser feliz con lo que tenemos al lado. Al menos eso hago yo, no tendré al “hombre ideal” pero si tengo a un hombre normal que me ama y yo a él con todo lo bueno y lo malo. Al menos así me quiere mi esposo y le amo por eso, porque no espera cambiarme en nada. Lástima que él no lea nada de lo que escribo, pero él me quiere a mí y eso es lo que importa, quiere a la Sara.

8 comentarios:

  1. Definitivamente el pensamiento mágico y yo no nos entendemos, pues no logro dar el ancho en casi ningún punto.

    Entretenido texto que da efectivamente para un largo debate, querida Sara.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Divertido planteo y replanteo del asunto! Este tema da para debate y para no tomarselo en serio nunca-jamás! El hombre de nuestros sueños no existe, hay lo que hay y hay que pasarlo lo mejor posible con el que está de turno.

    Muy interesante, saludos!

    ResponderEliminar
  3. Muy cierto, el hombre ideal no existe ni tampoco la mujer. Sin embargo, cuando caemos en la trampa del amor nos dejamos llevar y las palabras fluyen para contradecir nuestras predicas más independentitas. Cuando amás no existe la razón ni la sensatez para hacer ni decir, entonces creemos que estamos con "the one". El hombre de nuestros sueños existe en ese estado narcótico del amar.

    Muy bueno Sary, saluditos :)

    ResponderEliminar
  4. Coincido con el último comentario, el amor tiene un efecto narcótico sin igual a la hora de hacernos creer que el sapo se puede volver príncipe por el efecto de nuestro beso. El amor es mágia, las relaciones son una imprecisa confluencia de muchos factores que le permiten durar por un buen tiempo.. un buen tiempo, unos gratos e ingratos momentos con una persona con tanto defectos como virtudes y con la que nos sentimos particularmente a gusto siendo distinta al resto de posibilidades de entre tantas personas que nos rodean.. Para mi el hombre ideal es ese que nos hace sentir bien y con la queremos pasar buenos momentos!

    Un abrazo, un gusto leerte por acá.

    ResponderEliminar
  5. Anónimo25/6/12

    Pasados los 30/35 años las prioridades cambian. Lo que pide una mujer es un hombre que guste de las mujeres, que no tenga barrica de cerveza, que algo de digno pelo crezca sobre su cabeza, que tenga dientes propios, y que cumpla en el sexo, ni siguiera que sea el mejor en el sexo, sino que solo: Cumpla.
    El tiempo pasa... y los especímenes van decayendo. No es ser pesimista, es solo haber visto y vivido en carne propia algunas malas experiencias después de cruzar la barrera de los 30.
    Saludos y mucha suerte...
    Yiyi...

    ResponderEliminar
  6. Desde este lado también buscamos a la mujer ideal. Y ese listado es larguísimo, pero pierde relevancia en el camino, cuando pasan los días y sigues solo, y ves que las barbies ninfómanas delicaditas y bien habladas, de las que no te hinchan las pelotas todo el día, pues no existen en este mundo. Finalmente nos conformamos de lado y lado, algo así como lo que le sucedía al Chapulín Colorado cuando pensaba que hablaban de él como un super galán, pero luego lo miraban y le decían: "pero me conformo contigo".

    ResponderEliminar
  7. Qué divertido saber lo que ellas quieren, siempre somos nosotros los que desplegamos el listado y quedamos como canallas. Ahora está a la vista que no somos tan distintos en este punto. Buscar el ideal es algo muy humano, quedarse con lo que hay y sentirse feliz también.

    ResponderEliminar
  8. Me quedo con lo que tengo y me quedo con vuestros comentarios, un placer escribir acá

    ResponderEliminar

*