3 de julio de 2012

Qué ganas de mandarte a la mierda puta vida!!

LORENA LEDESMA -.

No soy una maleducada, ni suelo propinar insultos ante cualquier circunstancia. Por lo general, no empleo "malas palabras" ni re-nombro partes de la anatomía por dármelas de educada. ¿Me atajo? Podríamos decir que abro el paraguas antes de que llueva innecesariamente. No creo que existan palabras que puedan ser calificadas de malas, los insultos me parecen aplicables en circunstancias que lo ameriten y cada tanto tengo ganas de descargar tanta bronca con una grosera puteada!! "Sí, loco... andate a la puta madre que te parió". Esos arranques me dan cuando me siento desbordada. La culpa es mía por no sacarme la costumbre de leer los diarios o ver las noticias, por no ser capaz de encerrarme en una nube color rosa y que todo me importe un carajo. No aguanto la miseria del mundo, de la gente que me rodea y me hierve la sangre porque sé que con menos de 45 kilos, sin guita y enclavada en el fin del mundo poco puedo hacer por otros, ni siquiera por mí misma. Que bronca y la re mil mierda!!

Y bueno, no siempre me puedo portar como una dama que anda entre las mariposas y le habla a los cactus. De hecho, éste es testigo desde su lugarcito en mi escritorio de mis estados de ánimos que varían conforme me anoticio o simplemente pienso en lo podrida que está la vida. Para sentir menos culpas o putear con ganas busco data. Recuerdo que hace unos años y en virtud de la celebración del Congreso de la Lengua Española en Rosario, el dibujante y humorista conocido como el "Negro" Fontanarrosa ofició de abogado del diablo y solicitó ante la entera comunidad de expertos en la materia, una amnistía, una especie de perdón y revisión para limpiar la imagen de esta costumbre argentina: "¿Por qué malas palabras?, ¿acaso le pegan a las otras palabras?, ¿tienen actitudes reñidas con la moral?", les preguntó.

Paseando por Youtube me ilustré en el tema cliqueando recuerdos y así llegué hasta el monumental Enrique Pinti, un puteador de raza con mucho estilo. En un excelente monólogo en el que le da para que tenga, guarde y reparta a la educación argentina, evoca la calidad puteadora del prócer nacional al que se le celebra en el día del maestro por impulsar la cultura y la educación: Domingo Faustino Sarmiento. Consta en todos los documentos históricos que esta encumbrada personalidad tenía un vocabulario que estremecería a muchas damas de la sociedad de ayer y hoy. Puteó MUCHO, puteó en el Congreso Nacional y en la Casa de Gobierno, pero creó la escuela pública en la argentina con un alto nivel. ¿Nuestro educador nacional era maleducado? No!! No seamos boludos!!

Sinceramente creo que hay un momento y lugar para todo, incluso para los vulgarismos y los insultos de alto voltaje. No hay que ser reprimidos en esto como en el sexo, hay que dejar que la buena puteada fluya como el mejor de los orgasmos.

Hoy tenía ganas de putear... la puta madre que los parió.


Imagen: Lissy Elle Photography

24 comentarios:

  1. ¡La recontra puta madre que los parió, Lorena...! Y qué a gusto se queda uno después, ¿verdad?
    Tal vez no fuera esa tu intención, pero me divirtió enormemente tu reflexión.
    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  2. La rabiosa voz de nuestra Lorena en plenitud. De tu boca cada garabato tiene sabor a poesía.

    Notable. Y por supuesto que divierte y convence al mismo tiempo.

    ResponderEliminar
  3. Gracias! Es una de las libertades que me tomo, un placer insultar desde el fondo del alma cuando así me nace.

    ResponderEliminar
  4. Celine reencarnado en esta mina fabulosa.

    ResponderEliminar
  5. Mi querida Lorena, cuantas veces no aguantamos ni la injusticia del mundo, ni la gente que nos rodea, ni nos aguantamos a nosotros mismos, Y entonces nos vemos en la necesidad de lanzar improperios y decir tacos de esos que que desconciertan. Yo me siento muchas veces así y, cree, que cuando ocurre, causa su efecto. Es bueno explotar y liberar esa adrenalina que nos ahoga tantas veces.
    Me ha encantado tu reflexión. Un besazo.

    ResponderEliminar
  6. Anónimo21/2/11

    Si supieras lo groseros que somos los chilenos te sentirías como una académica de la lengua, Lorena.
    Una reflexión de altísimo nivel. Todos tenemos hoy nuestra línea de aguante bastante tirante, muy al borde de la explosión, de la hecatombre y del desparramo de improperios a diestra y siniestra. Los tiempos son difíciles.
    En Chile también queremos mucho a Enrique Pinti, aunque a veces cuesta entenderle su boca de metralleta.

    Cariños

    Mónica Villagrán

    ResponderEliminar
  7. Como dice la vedette Moria Casán si querés llorar, llorá !! Yo te digo si quereés putiar , putiá!

    Un abrazo, muy divertido.

    ResponderEliminar
  8. Mis saludos son efusivos y selectivos :)
    Para ustedes besos y abrazos!

    Gracias por su lectura y observaciones.

    ResponderEliminar
  9. Las groserías liberadas al viento son extraordinariamente terapéuticas. En Chile tenemos groserías para casi todo, y es verdad que constituyen la mayor parte de nuestra forma de expresarnos. Por fortuna no pienso con groserías y sólo las utilizo amoldándome a cada contexto para no parecer un extraterrestre siempre.

    Huevón (que en Chile se dice gueón), chucha, agilao, culiao, reculiao, chuchetumare y saco de gueas son parte de las groserías más comunes en Chile, una especie de columna vertebral de nuestro lenguaje.

    ResponderEliminar
  10. Y lo fuerte que puea Pinti. Que mierda, esta copado decir lo que uno siente sin atajarse por las formas. Bueno estaria ir a dicirselos en sus caras aunque las tienen de piedra.

    ResponderEliminar
  11. Anónimo13/3/11

    Bárbaro! Hay que deshinibirse y descargar la ira mierda- carajo!!

    Pablin

    ResponderEliminar
  12. Anónimo13/3/11

    bueno amigas y amigos; no me estraña, pero me choca muy mucho el oir estas expresiones en nuestra juventud que las dice con mucha acritud tanto a sus compañeros como diria muchos incluso a sus profes ¿tiene razón para decirlas? desde luego que de leerlas no creo las aprendad (leen) si ven y oyen) "es que esta sociedad es a si.........."
    desde ALCOY ALICANTE ESPAÑA
    José Luis paramo3198
    gracias Lilymeth por blog

    ResponderEliminar
  13. Anónimo20/3/11

    Atragantarse las puteadas dirigidas a los que verdaderamente nos cagan la vida es algo que no debemos hacer. Bien expuesto Lorena. A decirlo como nos nace.

    Lucía Benitez

    ResponderEliminar
  14. Anónimo23/3/11

    Dopo del "mierda-carajo" que le lanzó la Chiqui Legrand a los inútiles de su producción no tendría que haber lugar para represiones de este tipo. ¡Que se vayan TODOS, MIERDA!

    JulY LoVe ♦♦♦

    ResponderEliminar
  15. jaja. Cierto, a veces dan ganas de desahogarse del modo que sea. Esta es una excelente opción!

    ResponderEliminar
  16. Anónimo3/7/12

    maravillosa tu reflexión Lorena,me encantó!!,uno a veces reprime ciertas broncas y por guardar las formas,no explota puteando,aunque sea para desahogarse un poco...
    De todos modos nos siguen haciendo el amor sin vaselina,ajajajja...
    muy buena tu nota,besos patricia perez

    ResponderEliminar
  17. Ultimamente me he maravillado leyendo comentarios de lectores argentinos en los principales medios de tu país. Cuanta bronca e ingenio para desacreditarse los unos a los otros. Me quedo con una palabra que me hizo reír mucho y que estaba dirigida a un kirchnerista: "laputaqueteremilparió".

    Un abrazo grande mi querida Lore.

    ResponderEliminar
  18. Me suena tan familiar tu jerga Lorena...y tan comprensibles tus puteos. jajajaja! es un típico puteo argentino, en su estilo. Aunque extrapolable a cualquier lugar del
    mundo, por ejemplo a España.

    ResponderEliminar
  19. O sea que yo puedo ser escritora echando puras chuchadas

    ¡¡¡¡¡Me gusta!!!!!!

    ResponderEliminar
  20. Este sentir es cíclico, no hay día en que no ame y odie esta vida. No creo que exista alguien que viva en estado de positivismo las 24 horas del día. Una puteada es una forma simple de canalizar la ira, a veces me dan ganas y lo hago. A veces me dan ganas de moler a palos a algún cretino pero como para eso existen sanciones civiles me contengo o bien me las agarro con la almohada. La bronca, la impulsividad es parte de mi.

    ResponderEliminar
  21. la vida es hermosa hija. Te amo.

    ResponderEliminar
  22. Anónimo21/12/12

    puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta puta

    ResponderEliminar
  23. YO SOÑABA HOY CON UN BUEN ORGASMO, Y ME SORPRENDIÒ UNA HERMOSA PUTEADA...

    ResponderEliminar
  24. YO SOÑABA HOY CON UN BUEN ORGASMO, Y ME SORPRENDIÒ UNA HERMOSA PUTEADA...

    ResponderEliminar

*