12 de septiembre de 2012

Bajo el yugo español

CONCHA PELAYO -.

Regreso de Venezuela donde he pasado diez días para participar en la Feria Internacional de Turismo, FITVEN, a la que fui invitada por el Ministro de Turismo y, al mismo tiempo, para recorrer diferentes lugares como Isla Margarita, Mochima, la Isla de Coche, el Campamento Canaima y su espectacular Salto del Ángel y Playa La Punta entre otras muchos sitios, todos ellos espectaculares como es todo el Caribe venezolano.

Tenía muy pocas referencias de Venezuela y todas ellas pésimas, como, por ejemplo, que hay una gran delincuencia, que no se puede salir a la calle sin que te atraquen, que el Presidente Chávez tiene a su pueblo oprimido, que no hay libertad de prensa y que es un país de pena. Pues bien, nada como viajar para conocer “in situ” la verdadera situación de lo que ocurre en cada lugar.


Me he encontrado con una Venezuela desarrollada y pujante, con grandes infraestructuras que se pueden ver en la propia Caracas y en otras muchas localidades, así como diferentes proyectos, ya en construcción y que se observan a medida que se viaja por diferentes carreteras del país. Me he encontrado con una Caracas llena de contrastes donde se pueden ver enormes rascacielos que marcan la diferencia con los ranchitos que se esparcen sobre las colinas que rodean la ciudad donde vive gente muy humilde. Estos ranchitos, o favelas, como las que hay en Río de Janeiro o en DF, México, no tenían comunicación alguna para bajar a la ciudad. Desde hace dos años el Gobierno ha construido un "teleférico social", modernísimo que va parando en diferentes puntos a lo largo del recorrido para que los ciudadanos puedan utilizarlo a un precio de tres bolívares.

Claro que en Caracas hay atracos, como en Madrid, claro que hay asesinatos, como en Madrid y en otros puntos de España, pero he tenido la oportunidad de pasear por sus calles por la noche y por el día y he visto a la gente tranquila y no he visto ningún gesto de violencia en nadie. Como dice Alberto Vargas, en un periódico local, “ Hoy tenemos un pueblo que ha estado decidido a cumplir con su deber frente a todas las campañas de calumnia, porque por primera vez, este pueblo está aplicando el castigo que merecen los que, sin piedad lo ultrajaron, los verdugos que ensangrentaron América Latina durante siglos. Hoy aunque se está trabajando afanosamente, se ha llevado a nuestro pueblo las ventajas y los frutos de muchas leyes revolucionarias que han rebajado el costo de la vida, que están librando al pueblo de la infame especulación. Estamos frente a una genuina y auténtica democracia, no teórica sino real, tampoco hueca y etérea, sino llena de sentido humano, porque mira para los hombres y mujeres, no se olvida hipócritamente de éstos, no habla de teorías para sacrificar a hombres y mujeres, por el contrario busca salvarlos como lo más importante del objetivo social”

Y me he encontrado con gente que me ha hablado de las políticas sociales del Gobierno Bolivariano que dirige Chávez donde miles de venezolanos pueden disfrutar de viviendas a bajísimo costo y en algunos casos gratuitas. Existe una política sanitaria que permite a niños con problemas cardíacos u oculares ser operados sin costo alguno.

Me he encontrado con un fervor popular, sin precedentes, de los venezolanos hacia su Presidente que se podía ver en la propia calle y en los numerosos testimonios de personas anónimas con las que he podido conversar las cuales me han dado contundentes argumentos para tanta devoción. Curiosamente, también he hablado con gente que se opone al actual gobierno de Chávez, aún admitiendo que su política social es buena. Como también he visto prensa a favor de Chávez y prensa que lo masacra. Y también he visto, con una gran pena, que los venezolanos tienen muy presente la historia de su país y que nos recuerdan a cada paso lo que supuso para ellos el sometimiento “Bajo el yugo español”.

6 comentarios:

  1. A los ricos venezolanos que controlan la prensa les escuece que los pobres de Venezuela cierren filas con el Comandante Chávez.
    Hasta antes de Chávez el pueblo nunca recibió nada, porque entre ricos y políticos se lo robaban todo.
    Hoy les duele mucho no poder seguir robando la riqueza del pueblo.

    ¡Palante Comandante!

    Muy buen artículo.

    ResponderEliminar
  2. Interesante perspectiva. Sin embargo, creo que a Venezuela como a Cuba hay que vivirla para dar un testimonio valedero y fidedigno al 100% de lo que es la vida ahí.
    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Muy atentos a lo que pasa en Venezuela. Me gusta su visión.

    ResponderEliminar
  4. Chávez es un dictador igual que Kristina y Correa. América se está llenando de dictadores.

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que Venezuela suscita muchas opiniones encontradas. Yo misma estoy muy confundida, pero soy fiel a lo que he visto y procuro reflejarlo cuando escribo. Tal vez Chávez sea un dictador, pero esa dictadura favorece a los débiles, por tanto ¿qué importa una forma u otra de gobierno? No sé si me explico.

    ResponderEliminar
  6. Con todo lo atarantado que pueda ser el gobierno de Chávez, al menos es una ilusión para los desposeídos que absolutamente siempre han perdido.

    Y por cierto que ha hecho cosas buenas, como la atención oftalmológica gratuita a miles de latinoamericanos, y la solidaridad con numerosos países que no han recibido ayuda de nadie más que del gobierno chavista.

    Buen artículo, querida Concha.

    ResponderEliminar

*