27 de octubre de 2012

Miradas

GABRIEL PRACH -.

Hay miradas que encienden, que buscan caprichosas. No es tan frecuente, pero sucede. No habrá más de dos palabras entre nos, pero miradas sobrarán. Hablando desde el fondo de los ojos, con brillos sosegados, a veces inquietos, infantiles casi.

No mires, no sigas. La verdad escandalosa de una soledad asomada al balcón de los ojos. Miro de nuevo, hacia arriba, de izquierda a derecha. Ese magnetismo me doblega, me enternece y asusta. No miraré más!

Y sin embargo...

7 comentarios:

  1. Miradas de metralleta, de pedir explicación, de no me jodas. Miradas que te desnudan, no sólo físicamente.
    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Ver es algo más que mirar. Ver consiste en advertir los detalles. Para ver bien una flor se ha de mirar con lupa, por dentro.

    ResponderEliminar
  3. Se la canto: ¡Como ríe la vida si tus ojos negros me quieren mirar!
    Breve y bueno, al final me resultó inquietante.

    ResponderEliminar
  4. Rumi Masde27/10/12

    Coraje hay que tener para mirar hacia dentro, para mirar a los que están cerca no hace falta nada más que impunidad.

    ResponderEliminar
  5. "Ebrio placer es, para quien sufre, apartar la vista de su sufrimiento y perderse a sí mismo."
    Lo dijo Nietzche y algo de razón debe tener!

    ResponderEliminar
  6. Ludmila Alonzo28/10/12

    Quien observa termina por ver.

    ResponderEliminar

*