20 de marzo de 2013

David Lebón


Por Pablo Cingolani


A los que, como yo, creían en la U.R.S.S.



Me emociona escucharte, che
Porque siempre has sido coherente con una idea
Con una sola, no como nosotros, los pelotudos que tenemos muchas

Pará que oxidarse, ¿no? Si en el fondo queremos lo mismo…
Nada tiene sentido, salvo el amor, salvo la paz
Y vos siempre lo proclamaste

Y yo que te escuchaba pero que no te sentía
Y yo que me perdí por mil desiertos y tantas selvas
Y yo que siempre busqué lo mismo que vos buscabas…

Ahora que te vuelvo a escuchar, ahora que me pasó una vida entera, te siento
Y te juro, David, te lo prometo, Deivis
Que algo, en lo que me resta respirar, algo haré para corregirme
Algo haremos, hermano
Algo haremos
                         Para no sufrir tanto, y volver a abrazarnos
                                                                       todos/ juntos.


Pablo Cingolani

Río Abajo, 15 de marzo de 2013, escuchando Mundo Agradable.

1 comentario:

  1. Formidable tu poema y Lebón, querido amigo.

    Recogemos el morral y seguimos avanzando. Así debe ser.

    Un abrazo fuerte

    ResponderEliminar

*