17 de marzo de 2013

Veintiunavo Anuncio


RODRIGO VERDUGO PIZARRO -.
A María Luisa Bombal

¿A que fulgor desastroso aspiran los umbrales?
Ahí están esperando con gladiolos, raspados de momias
Como si se tratara de una celebración incierta.
Tú pasas de largo, ahorras enigmas en la cabeza de las palomas
No te levantas de la cama a apagar las lámparas, solo disparas sobre ellas
Y todos esos pedazos van estableciendo puntos de apoyo para el animal innombrable,
Para que no caiga en las ferias, para que no baje a detener la espuma.
Una anticipación de cielo rompe las murallas, anega los vientres
Tú pasas de largo, como una envenenada vagas por el pasto
Y de la danza sigue saliendo agua, se rompen las anticipaciones de cielo
Los vientres escriben en las rocas, tú pasas de largo
Aunque estas en las manos de figuras ya borradas
Pasas de largo con tu traje de charol, envuelta en tabaco
Sobrevives magnéticamente a esos vientres, figuras y rocas
Cuelgas y descuelgas los mismos cuadros en las mañanas o a medianoche
¿Quien eres tú de todas ellas ahí retratadas, la atrapada, la bautizada, la interrogada?
Como saberlo si también han colgado tempestades en tu sangre
Si eres la atrapada, es porque alguien hincha tus arterias con anticipaciones de cielo
Ese que tu propia germinación espera para estrellar a los dioses
Si eres la bautizada, es porque estas unida por la frente con el animal innombrable
Que bajara a detener la espuma, el tabaco y esa locura de piedra
Por ese hueco que queda entre ambos cuerpos unidos por la frente
Que es como el espacio que hay de un cuadro a otro en una muralla
Pueden ver el día y la noche, ven los cambios, ven los testimonios de sombras
Si eres la interrogada, es porque alguien multiplica tus venas bajo un árbol
Y así inauguras las esquinas del fuego, dejas clavadas cuatro espadas en cada esquina
Dejas clavadas cuatro armas con cejas de tigres,
Pero pasas de largo, o acaso te devuelves para saber cada estación de tu sustancia
Sin embargo, oh interior de estatua, que mar pueden ofrecerte,
Recuerda poderosamente esas anticipaciones, que bien pueden ser umbrales
Donde tu sustancia ha sido distinta cada noche
Vendrán los hombres a separarte de tu animal innombrable
Lo intentaran cortando con un pedazo de espejo, será un proceso más para ellos
Intentaran ese corte en medio de la ya ahora extensa frente
O justo donde se supone que ambas se unieron
Teniendo como referencia la entrada y salida del sol,
O el hueco engendrado por el fuego el día de todos los poderes
Teniendo en cuenta la latitud de ese hueco,
La aguja que flota sola dentro de él, señalando el punto de unión
Y aun no podrán acertar con el corte
No contaran con que tus pechos reproduzcan la perdición de las piedras
No contaran con que todo el espacio que el cielo ocupo en la tierra,
Fue cedido o es ocupado por los espejos,
O directamente para que los alambres gozaran a cada comprobación,
Según lo han decretado esas mascaras esenciales de las que empieza a salir espuma
Oh atrapada, aunque estas en las manos de figuras ya borradas
Fíjate bien que esas figuras están borradas del vientre hacia arriba
Porque del vientre hacia abajo todo es raspado de momias
Alguien pone gladiolos en los puntos de apoyo
Fíjate bien tú y el animal innombrable están vestidos de charol
Dan un paseo por las ferias, enchufan los pies en las rocas
Dicen que te han visto tus hermanas, que te levantan falsos testimonios
Como si tú te hubieses mirado en un espejo, con las luces apagadas
Y hubieses puesto una lámpara bajo tu rostro, deformándolo
Para así incorporarlo aunque sea por un instante
A ese cortocircuito que tus huesos producen en toda lámpara
No tengas cuidado, las familias abandonaron la casa, nadie se horrorizara si te sorprenden
Más aun la casa esta custodiada por diamantes suicidas que sirven como ventanas
Asómate y mira, oh bautizada, jamás le levantes falso testimonio a tu animal innombrable
Espera y grita, oh atrapada, fíjate en lo que esta escrito sobre las rocas
Divisa al viajero nebuloso que hizo que los vientres escribieran sobre las rocas
Solo para que el mar sobreviviera a ello
No te preocupes el verano se corrompe sobre los tronos
Mil veces intentaron fosilizar al animal innombrable
Se deduce que tu cabeza es la noche, que la cabeza de él es un umbral
Que suben las escaleras con cascos de uranio a contemplar las autopistas
Sin saber que hacer con tantas arterias, o corriendo entre los árboles
O haciendo que el animal innombrable baile para ellas, solo para ellas
Ahí en medio de los árboles, de esas piedras que amargan el amanecer
A punto de que se te revienten y viertas la sangre en ese hueco
Para un cambio más en la luz, para ir con lo presentido de la luz
De figura borrada en figura borrada, firmando cada cuadro
Descolgando una tempestad con una lámpara
O levantándote de un lecho de rocas con una alucinación podrida
Con aquel gemido de estatua que adquirió el mar
Antes que lo adquirieran esos hilos que deslumbran a los pájaros y al día.
Antes que las lenguas construyeran esos cielos,
Oh interrogada, tu estabas detrás de ese deseo de sal que asoma en el cielo
Tu arrastrabas de los pies a tu amado por viñas y crematorios
Oh atrapada, la vida de los relámpagos escapo hacia la sangre
Tallasteis en carbón a los vigías desaparecidos, ves que solo llevamos raíces sueltas,
Y quien cubre nuestras espaldas queda situado entre transparencias ignorantes y látigos fascinados
Oh bautizada, tu igual pasas de largo, pero te miras de pronto en un pedazo de espejo
Y en el fondo eres esa estatua de sol y jamás detendrás esa agua, esa sangre
Jamás oh estatua de sol, detendrás esa espuma, esa piedra.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*