6 de mayo de 2013

Far Far Away blues

Por Pablo Cingolani

A Gastón Ugalde


Che, hermano, ¿Cuándo volveremos a los desiertos?
La casa, aquí en Río Abajo, se me inunda de sapos
Y vos sabés que los sapos son propicios
Para el viaje y para cualquier cosa


Che, Gastón, no quiero ir a Buenos Aires para volver encontrarte
Brother: los sapos se meten por todos lados
Tal vez el cielo esté oscurecido por las nubes y la Chakana no aparezca
Pero los sapos, benditos sapos, se cuelan por las rendijas de las puertas



Se meten por debajo de las paredes, ellos saben
Cómo ampararte, cómo elegirte, cómo alegrarte
Son los sapos del far far away blues, son esos sapos
Esos sapos amables y orgullosos de ser sapos


Los que se parecen a nosotros, los que son como nosotros
Los sapos del camino, de la distancia, de esa arena que compartimos
Los sapos que canto, porque si no los cantara en el far far away blues
Dime, decime vos Gastón ¿quién carajo los cantaría?


Far Far Away
Far Far Away blues (repeat it again!)


Nosotros, los sapos
Y todos los sapos del mundo
Cortejo, escenario, ordalía


Far Far Away
Far Far Away blues.


Pablo Cingolani 
Río Abajo, 4 de mayo de 2013

Ilustración: © Marta Vicente

2 comentarios:

  1. Visualmente poderoso.

    Excelente blues, amigo pablo.

    ResponderEliminar
  2. Estar bien lejos de Buenos Aires y querer volver, eso me pasa a mí... es un sentimiento personal como tu blues de tu propio sentir. Se siente y se disfruta enormemente.

    Está genial. Saludos.

    ResponderEliminar

*