2 de agosto de 2013

El Registro Público de Amenazas de Lanús

EDUARDO MOLARO -.

/ Del Atlas Desmemoriado del Partido de Lanús

"No hay nada más patético que un pusilánime", rezaba un graffiti sobre el Paredón de Escalada cuya autoría reconocía la paternidad en la Agrupación Cultural "Patota Poética".

En Lanús, históricamente, los temerosos siempre fueron vistos como seres despreciables, de bajísima estopa, y potencialmente como víctimas propiciatorias de improvisados gandules, de ladronzuelos de poca monta y de los vendedores de seguros.

La idiosincrasia masiva del nativo lanusense se reconocía rápidamente en las antípodas del temor. Tal vez por ello (según un estudio de vaya a saber qué Universidad con tiempo libre) el prefijo más utilizado en el vocabulario lanusense es "Te voy a..."

Tal afirmación, sin dudas, es hija del espíritu amenazante de muchos ejemplares lanusenses.

Claro ejemplo de esto es el tratado filósofico de Don Heráclito D´Exceso "Andá comprando las muletas", donde el polígrafo de la calle Posadas daba muestras elogiosas de los beneficios que para el arte y el pensamiento confería "la cultura del apriete".

Otro ejemplo podría ser el del político Atilio Naldini, que en su monografía "Vaya a su casa. Usted ya votó!" nos ilustraba sobre los métodos de persuasión aplicables al electorado.

Acaso el carácter consuetudinario de la metodología amenazante llevó a las autoridades del municipio (mitad por burócratas y mitad por alcahuetes) a crear el "Registro Público de amenazas del Partido de Lanús".

Justamente en tal documento público pudimos toparnos con algunas perlitas que ya mismo amenazamos difundir:

CASO 224: Américo Gil Lastrún contra Doménico "Tano" Brazzutto. 

El tano Brazzutto, además de ser uno de los viejos sabios de la calle Piedras, era un hombre de armas tomar y una criatura de selección entre los postulantes al premio de la "piña Fácil".

Pero más allá de esas virtudes, alguna vez abrazó la innoble profesión de prestamista.

Américo Gil Lastrún era un comerciante que alguna vez necesitó de los servicios de Brazzutto y que prometió devolver el préstamo (con un interés obsceno) en tiempo y forma.

Aquello no sucedió tan fácilmente.

Una tarde el tano Brazzutto, desde el teléfono del Bar "El vómito" se comunicó con la Casa de Don Américo con la intención de exigir el cumplimiento de dos cuotas atrasadas del préstamo.

Atendió la esposa del deudor, quien se hizo negar aludiendo que debía concurrir al médico.

A las dos horas, el tano Brazzutto se hizo presente en el domicilio de Américo Gil Lastrún para cerciorarse de que –luego de la inesperada visita y por obra y gracia del propio Brazzutto– el moroso se viera en la imperiosa y efectiva necesidad de concurrir a un hospital. 

Consta en el parte médico la ausencia forzosa de dos premolares y contusiones varias en el la organización psico-física del Señor Gil Lastrún.

En actas, consta la presencia de dos recibos firmados por el Señor Brazzutto contra entrega de fondos por dos cuotas atrasadas y adelanto de las dos cuotas siguientes."

CASO 332: Dr. Eloy Guapetti contra el poeta Edmundo Morales.

Carta documento del Dr. Guampetti

"Señor Morales: Por este medio, conmino a usted a desistir de visitar a mi señora esposa durante mis ausencias bajo apercibimiento de iniciar acciones legales contra su persona."

Carta documento de Edmundo Morales en respuesta:

"Rechazo su carta documento por falsa, maliciosa, improcedente y - sobre todas las cosas - porque usted es un pelotudo!"

Nueva carta documento del Dr. Guampetti

"En virtud de que su respuesta expresa en un todo ninguna intención de desistir en su deshonesta actitud, curso las diligencias correspondientes para que la justicia, con todo el peso de la ley y ante Dios nuestro Señor, exija el debido cumplimiento de mi honorable petición.

Queda usted notificado".

Respuesta de Edmundo Morales:

"No necesito justicia / pa´confesar mis pecados. / Como usted lo habrá notado / soy esclavo de delicias. / Pero se sepa que no dudo: / yo seré un ¨pata de lana ¨. / Más repito en buena gana: / Usted es un pelotudo." 

Doy por finalizado el intercambio epistolar. (Cualquier cosa, lo espero en la esquina pa´ver quién es menos, pelado botón!). 

CASO 666

Llamado telefónico de la meretriz Griselda Benítez al artista plástico Emilio Miglianini.

"Emilio! Si no me hacés el cuadro que te pedí, no me tocás más un pelo en tu puta vida! (al menos de manera gratuita)."

CASO 669

Pintada de la Juventud Peronista en la Estación de Lanús:

"La única verdad es la realidad: Los radicales son todos putos y lo´vamo´a matar, lo vamo´"

CASO 770 – El galán Marcial Morales a su peluquero.

"Si me hacés un desastre en el marote te bajo los dientes."

Finalmente el Registro Público de Amenazas quedó sin efecto debido a que las ubérrimas denuncias hacían demasiado engorrosa la verificación administrativa de cada uno de los fenómenos.

O acaso, aquella cesantía obedecía a cuestiones más aprecidas al pensamiento de Heráclito D´Exceso con respeto a ese Registro:

"Intentar registrar cada amenaza que se verifica en el noble territorio lanusense es tan al pedo como querer enumerar la cantidad de latidos diarios de cada ciudadano de Lanús.

Lo natural no se registra. Se lo ejerce, se lo vive y nada más."

Como cierre de este informe, hacemos constar que algunos espíritus beligerantes intentaron disuadirnos de no publicar bajo amenaza de ser sodomizados en plaza pública.

Afortunadamente, hemos nacido en Lanús y no somos fáciles de amedrentar.

Mucho menos siendo miembros de la "Patota Poética" y ejerciendo con el cuerpo lo que acabamos de escribir en paredones. 

"No hay nada más patético que un pusilánime."

8 comentarios:

  1. El "Vayase a su casa. Ud ya votó" es un síntesis nefasta de toda una época.
    Muy buen texto Edu!! Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, So! Es muy cierto! Pero en este contexto suena hasta simpático!

      Eliminar
  2. No puede haber amenaza más feroz que "te voy a bajar los dientes". Me pongo a pensar y el registro debe dar para largo, para rato! Muy bueno el compendio, muy divertida idea-!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El registro es insoportablemente extenso, Ale! Afortunadamente sólo se mencionan algunos casos al azar. Muchas gracias,querida amiga!

      Eliminar
  3. El poeta Morales habría saturado por si solo tal Registro. Al menos lo comido, lo bailado y lo cogido no lo quita nadie.

    Otro excelso capítulo del ya mítico Atlas Desmemoriado.

    Un abrazo, estimado amigo.

    ResponderEliminar
  4. El poeta Morales ha saturado más que eso, Jorge! Algunos vecinos ( no tan poéticos como Edmundo ) han llegado a decir que Morales ¨Les tenía los huevos por el piso ¨...
    Un abrazo agradecido, amigazo.

    ResponderEliminar
  5. Me da la impresión que este atlas va a resultar mas extenso que " las mil y una noche".Al menos es un muy buen presagio.
    Muy entretenido.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que en nuestras investigaciones, vamos descubriendo nuevas reliquias ( si se me permite el oxímoron )
      Un abrazo, Luis!

      Eliminar

*