13 de septiembre de 2013

Cartas robadas en Lanús

EDUARDO MOLARO -.

/ Del Atlas Desmemoriado del Partido de Lanús

Las personas decentes (y alguna ley específica) nos suelen decir que la correspondencia es inviolable y personal. La apertura de un sobre que no está a nuestro nombre constituye un delito.

Pero gracias a la moral distraída de algunos habitantes de Lanús, que alguna vez saquearon la sucursal del correo, nos han llegado algunas correspondencias de ajenas personas, donde pudimos encontrar cuotas vencidas de un préstamo, notificaciones municipales y –en los mejores casos– algunos retazos de almas enamoradas de la zona.

Como quien profana un templo antiguo, glosaremos algunos fragmentos de aquellas cartas que nunca llegaron:

Del poeta Edmundo Morales a Gisela Suloaga, la hija del almacenero:

Oh, amada GISELA:

Desde que pude navegar el blanco mar de tu piel no logro conciliar el sueño. Un extraño conjuro se adueñó de mi onírica existencia para convertirla en los despojos de un hombre enamorado y de un corazón que ahora te pertenece.

Espero que el VIERNES me visites nuevamente. Mi humilde morada será siempre nuestro templo de amor, y mi cama ( nuestra cama ) el altar donde sacrificaré mi existencia toda para que logres alcanzar el pleno goce con un hombre que sabe amarte sin dobleces.

Tuyo.

Edmundo

P.D: Por favor, no olvides robarle a tu viejo dos paquetes de yerba, un paquete de fideos y una botella de Rojo Trapal. 
                                                               ……………………………………………………………………………………………………….

Del Contador Lucio Manrique a la Sicóloga Silvia Schisanio:


Estimada Silvia:

De mi mayor consideración:

Por medio de la presente, cumplo en informarle que su declaración impositiva vence el próximo día 15 del corriente.

Sería de mi agrado que se apersonara en mi estudio cerca de las 10 de la noche a fines de ultimar los detalles de la presentación correspondiente y, a todo evento, aprovechar la ocasión para pegarnos una buena y lujuriosa revolcada en el nuevo sillón que acabo de adquirir.

Sin otro particular, hago propicia la presente para saludarla con mi consideración más distinguida y mi libido en Estado de Asamblea.

                                                                                                                                                                                          Lucio P. Manrique

Cdor. Público Nacional

                                                                   …………………………………………………………………………………………..


Del poeta Edmundo Morales a Andrea Suloaga, la otra hija del almacenero:


Oh, amada ANDREA:

Desde que pude navegar el blanco mar de tu piel no logro conciliar el sueño. Un extraño conjuro se adueñó de mi onírica existencia para convertirla en los despojos de un hombre enamorado y de un corazón que ahora te pertenece.

Espero que el MARTES me visites nuevamente. Mi humilde morada será siempre nuestro templo de amor, y mi cama ( nuestra cama ) el altar donde sacrificaré mi existencia toda para que logres alcanzar el pleno goce con un hombre que sabe amarte sin dobleces.

Tuyo.

Edmundo

P.D: Por favor, no olvides robarle a tu viejo dos paquetes de Azúcar, un paquete de arroz y una botella de Rojo Trapal. 

                                                                     …………………………………………………………………………………………..


Del filósofo Heráclito D´Exceso a la Sra. Directora de la Biblioteca Sarmiento:


Estimada Directora:

En relación a sus últimas y maledicentes referencias a hacia mi persona, no tengo más que responderle…¡ Chúpemela! ( * )

Cordialmente

Heráclito D´exceso

( * ) Nuestros analistas no han logrado aún resolver si este mensaje es intimidatorio o una solapada invitación amorosa.

…………………………………………………………………………………………..


Del poeta Edmundo Morales a Matilde Caviglia, la costurera de la calle Ferré.


Oh, amada MATILDE:

Desde que pude navegar el blanco mar de tu piel no logro conciliar el sueño. Un extraño conjuro se adueñó de mi onírica existencia para convertirla en los despojos de un hombre enamorado y de un corazón que ahora te pertenece.

Espero que el JUEVES me visites nuevamente. Mi humilde morada será siempre nuestro templo de amor, y mi cama ( nuestra cama ) el altar donde sacrificaré mi existencia toda para que logres alcanzar el pleno goce con un hombre que sabe amarte sin dobleces.

Tuyo.

Edmundo

P.D: Por favor, no olvides traerme los pantalones que gentilmente te ofreciste a coserme. Asimismo, si pasas por un almacén no olvides traerme una botella de Rojo Trapal. 

                                  …………………………………………………………………………………………..

Del inmigrante ruso Sergei Essertrolov al Dr. Omar Icón:

Omar:

Perdonami el mal uso dil idiomo. Pero mi amori es encondicional y sicreto, y no teine fronteros . Esparo que pronto nos viamos y nos abraciamos mucha.

Con amor

Sergei

P.D: Todavío no entender si ser buena eso de dicirme ¨putito lindo¨.

………………………………………………………………………………………


Del filósofo Heráclito D´Exceso al poeta Edmundo Morales:


Apreciado amigo Edmundo:

Eres sabedor de mi afecto y mi admiración, pero debo conminarte a que dejes de cogerte a mi prima Matilde porque te voy a bajar todos los dientes.

Afectuosamente

Heráclito.

P.D: El otro día te llevaste de casa mi botella de Rojo Trapal. Espero que la repongas pronto o…

………………………………………………………………………………………


De la Unidad Básica ¨Peronistas éramos los de antes¨ a la militancia en general:

Queridos compañeros:

El próximo Martes hay reunión de juventudes políticas. Debemos debatir con los muchachos de la UCR sobre ¨Democracia: El arte de disentir¨.

No falten.

P.D: Lleven los fierros.

…………………………………………………………………………....................

Queda claro que el conocimiento de ninguna de estas misivas habrá de salvarnos la vida. Pero no está mal recorrer los tempestuosos pasillos de estas almas lanusenses a través de estas infidentes cartas que llegaron a nuestras manos.

De hecho, hemos sido bastante cautos. Se lo aclaramos a todos aquellos lectores lanusenses que ya empiezan a darle innecesarias explicaciones a sus esposas, temerosos de que algunas líneas prohibidas formen parte de nuestro catálogo de infidencias.

No se preocupen. Nuestro precio es bajo...

6 comentarios:

  1. Pocas veces conocí un poeta con tanto prontuario como Edmundo Morales. En fin, tampoco he de dármelas de moralista, cuando el mío tiene nubarrones negros bajo las faldas y abundantes amnesias etílicas.

    Escarbar en los epistolarios siempre depara sorpresas.

    Buen capítulo del Atlas Desmemoriado, estimado amigo. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Usted, hace honor a ser descendiente de Giorgio Muzami, querido amigo.

      Eliminar
  2. Aún cuando las cartas a sus amadas, no iban a ser divulgadas entre ellas (al menos entre las hermanas), creo que el poeta Morales debió ser mas creativo.Si, de acuerdo a lo que se dice de él, talento tenía.

    Muy bueno.

    saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es cierto, Luis! Pero él alegaba que la vida es muy corta como para diseñarles una carta diferente a cada una.
      Un abrazo!

      Eliminar
    2. Bravo por ese poeta : "Genio y figura hasta la sepultura".

      Eliminar

*