21 de febrero de 2014

Venezuela

Pablo Cingolani

Al país donde se volvió a alzar la voz de los oprimidos
Para gritarle al mundo que nosotros, todos nosotros, también existimos

Al país donde se levantó de nuevo ese faro de la unidad
De lo que nunca debió desunirse, de lo que soñamos siempre juntos

Por esa tremenda luz que nos inspiró, por ese fervoroso abrazo que nos dieron
Deberíamos acudir a ampararlo, deberíamos marchar a defenderlo

Ahora que lo azotan, ahora que lo incendian, ahora que lo niegan
Ahora que a esa patria, ahora que a ese pueblo, lo están martirizando y lo quieren crucificar.

2 comentarios:

  1. Da muchisima tristeza lo que ocurre en Venezuela. Espero que la paz social llegue pronto y se afiance políticamente.
    Buen poema, saludos

    ResponderEliminar
  2. Veo multitudes de manifestantes chavistas defendiendo la revolución en las calles, la mayoría muy pobres, y de verdad que aún percibo esperanza en sus rostros.
    Un abrazo, amigo Pablo.

    ResponderEliminar

*