21 de mayo de 2014

Domadores de lluvias


PABLO CINGOLANI.-
A Juan Carlos Crespo Avaroma

Domadores de lluvias, enamorados de ríos y de vientos
Los mojeños, los benianos antiguos, forjaron un país en las aguas
Su nación líquida, vegetal y líquida, su Paititi, y tanta gloria crió y tanta fama
Que sólo los jardines de Babilonia y de Semiramis, Venecia transfigurada
Pueden comparársele aunque entre nosotros, sureños
Aunque para nosotros, los del centro sur sudamericano
Nada se le iguala. El país del Mamoré, la Amazonía, es nuestra patria

Cazadores de sueños, encantadores del tiempo y los elementos
Hubo entre esas pampas, latió en esas selvas, entre los meandros infinitos de los ríos
Un don, una virtud, una potencia sin igual, una humanidad diferente
Que sabía serenamente convivir con lo natural, con lo que no perdona jamás pero se ama igual
Y su imperio de aguas fluyentes se levantó sin límite hasta tocar las estrellas
Y su estela brillante de poder benefactor y justicia social hoy sigue viva
Y mientras respiremos, seguiremos soñando con ellos, con el Paititi, con la secreta ansia de poder recobrarlo.

Pablo Cingolani
Río Abajo, 9 de mayo de 2014

Nota: Cazadores de sueños es el plural que le debo a Homero Carvalho. También, y en zigzag mundial, le debo algo o mucho de este poema al catalán Pep Barba y su afán y su amor por Mojos, por el Beni.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*