24 de mayo de 2014

Falsuri

CLAUDIO FERRUFINO-COQUEUGNIOT -.

Cochabamba todavía tiene hermosos lugares. Es cosa de entrar por pequeños caminos no muy transitados y héla ahí, casi igual a como era en la infancia. Pero hoy me decepcionó ver la plaza de El Paso destruida... para ser reformada. El bucolismo de sus bancos cubiertos de arbustos, y el viejo quiosco central, incomparable, ya no existen. En la manía estúpida de los alcaldes por "modernizar" se acaba con el espíritu singular de cada pueblo. Hacer arabescos de concreto de mal gusto no hará mejorar a ninguno. Les quita su alma. Lástima que las dirigencias sean siempre suma de banalidad e ignorancia.

Una curva, una subida breve y aparece la iglesia de Illataco, encantada. Medio kilómetro arriba está, a cielo y campo abiertos, el cementerio de Falsuri, lugar de la batalla. Un gran busto del guerrillero José Miguel Lanza hace de anfitrión. Y aunque las tumbas, siguiendo las fechas, son contemporáneas, Falsuri es de gusto arcaico. La muerte ronda todavía, muerte de sol, de amarilla chicha esparcida.


Hacia el cerro, no lejos, se ve la quebrada de Anocaraire y sus ocultos caminos de republiqueta rumbo al cielo. Falsuri sobrecoge más que Suipacha, pero ambos son espectrales. Los jinetes de Suipacha mojan sus caballos fantasmas mientras los infantes de Falsuri mueren espinados. La aridez es virtual para mantener la historia. En el desierto cuerpo y memoria son incorruptibles. Eso queda en el campo; entre las rocas descansan balas hartadas.

Entierran a un niño en Falsuri, en sábado. Un reducido grupo lo despide. Y Miguel Lanza le hace lugar entre sus profundos soldados. Luego del fragor de la guerra, de cascos animales y eructo de cañón, hay silencio. Cierra los ojos, lector, y no oirás ni los pasos del escarabajo. El ruido se ha puesto bajo tierra donde siguen combatiendo los ciegos.

Publicado en Opinión (Cochabamba), 08/1996
Imagen: Busto de José Miguel Lanza

5 comentarios:

  1. por cosas así nuestros pueblos y sus historias son alma y gloria

    ResponderEliminar
  2. Claudio, el texto está de antología; es lo major que te he leído; tremendo contraste: el niño muerto, abajo, hoy; el héroe vivo, arriba, ayer y siempre. Me deja pensativa y sé que hay preguntas sobrevolando mi cerebro pero no sé cuáles y creo que ni me importa no saberlo. Ha de ser que tu texto me acaba de poner en perspectiva mis tontos pensamientos de este día, mis frívolas preocupaciones, mi enojosa inmediatez. De cualquier modo, gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. cada vez que "tipeo" la palabra mEjor, me hacen un cambio automático a mAjor. Cambio el default a Spanish, y me se me vuelve a cambiar a English.

      Eliminar
    2. Gracias, otra vez. Un texto que ya tienes casi dis décadas encima, pero que quiero mucho. Volvemos a eso del misterio de los lugares antiguos, lo profundo de su silencio. Respecto a las "correcciones" del ordenador, es un asunto con el que tengo que lidiar a veces con enojo, como si fuera un ser consciente que adrede me ataca. Abrazos.

      Eliminar

*