20 de junio de 2014

Huella


PABLO CINGOLANI.-
A Sydney Possuelo

¿Y qué será del horizonte aquel donde jamás te vuelva a ver
Donde las selvas nos devoren por coraje o por placer
Donde al silencio no podremos cortejar
Donde no haya viento que habitar ni para hablar
Donde no haya luz sin saber?

¿Y cómo sé si ya has pactado una tregua en tu interior
Si ya has labrado con acero tu canción
Si las hormigas no comen tu corazón
Si no hay más guerras que librar
Por emoción o por virtud?

¿Y si al final, las huellas todas se alejan, todas se pierden
Y no hay lugar, destino, a dónde ir
Porque el mundo se angosta y se ha vuelto hostil?

¿Y si al final, las huellas todas se alejan, todas se pierden
Y no hay verdad o palabra qué decir
Porque las palabras se oxidan y no resisten?

Vos sabés: la montaña siempre te va a esperar
La montaña, mi hermano, siempre te amparará.

Y si al final, no hay final, no hay azar, vos sabés
La montaña te va a amparar, la montaña siempre te esperará.

Imagen: Sydney Possuelo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

*