13 de junio de 2014

Saludos Amigos

CONCHA PELAYO -.

Mis queridos amigos de Plumas. Sé que hace mucho tiempo que no vengo por aquí por diversas razones que me han dejado fuera de juego. No sabría explicar muy bien qué quiero decir con ese "fuera de juego" pero podría traducirse en que he perdido interés por muchas cosas que antes me apasionaban. Esa es la razón principal y eso me hace sentir extremadamente estéril.

Otra de las razones por las que no he vuelto a Plumas ha sido por causas técnicas. Es decir, hace algún tiempo un desaprensivo utilizó mis datos personales para escribir a todos mis contactos pidiéndoles dinero. Yo también había recibido algún mensaje así de gente que conozco. Naturalmente nunca hice caso pues sabía se trataba de una extorsión. Pero ese desaprensivo, no sólo molestó a mis amigos sino que me inutilizó mi correo y no pude volver a usarlo, ni siquiera me permite entrar en mis blogs. Lo he intentado en varias ocasiones y no lo consigo. Hoy, gracias a nuestro común amigo Jorge Muzam que ha mediado en el problema he podido entrar en Plumas y aquí estoy, más perdida que una ovejita descarriada en un monte.


Como alguno de vosotros sabéis, tengo unos cuantos blogs: uno de viajes, otro de arte, otro de poemas y uno más de pequeños ensayos. Esos blogs forman parte de mi vida, sobre todo de mis experiencias de los últimos años y no querría perderlos porque en ellos puse la vida cuando los iba alimentando. Cada entrada era fruto de una intensidad suprema de mis sentimientos y emociones. Cada texto me salía del alma, de la desesperación, del desengaño, de la fatalidad, del amor. Cada palabra fue amasada con lágrimas, sudores y suspiros. Y no quiero perderlos ni que nadie se apropie de ellos. Por eso, espero que mi buen amigo Jorge Muzam que, tan amablemente, me ayudó en algún momento a rediseñarlos, vuelva a ayudarme para recuperar esos tesoros. De momento y por lo que parece, estoy otra vez en este maravilloso blog que tanto me ha dado y del que tanto he aprendido.

Espero retomar con brío mis entradas y espero que no me hayáis olvidado y que me sigáis queriendo.

Un abrazo grande a todos.

Concha

4 comentarios:

  1. Un abrazo grande Concha...de ninguna manera te hemos olvidado.

    ResponderEliminar
  2. También digo lo mismo;con paciencia y esperanza de leerte, nos encontraremos en algún momento virtual. Un abrazo,
    Patricia.

    ResponderEliminar
  3. Amiga, no sólo no te hemos olvidado sino que se te ha echado mucho de menos. El sentido común de tus letras es la rara avis de este universo de palabras, no siempre sinceras.
    ¡Un gran abrazo!

    ResponderEliminar
  4. Plumas es tu casa, nuestro hogar compartido, nuestra trinchera literaria. Seguimos adelante como siempre.
    Un abrazo fuerte mi querida Concha.

    ResponderEliminar

*