18 de octubre de 2014

Cuarenta y cuatroavo anuncio



RODRIGO VERDUGO PIZARRO -.

 A Nelson Toledo Vergara
"en sus bolsillos duerme la ceniza del día"
Matías Rafide


Espectro morado y corpulento
Te ponen pañales, y acequias
Y no es un tributo, es un encargo
Pero tu solo quieres beberte la sangre de los jardineros
Huyen los vasos de los que tienen los ojos vacíos
Un vaho de purgatorio se adensa como almohada
Y recostado nos miras, señalas el castillo de vómitos
De donde viene la crisálida a atenderte
¿Que melodía quieres escuchar hoy?
¿Que vigilia quieres vencer en el pan?
¿Que reliquia quieres que rebose de tus dientes?
Corrían ranas por las acequias
Las acequias reflejaban el cielo de la tarde
Hay que hacer barcos de papel para que vayan junto a las ranas
Es un agua tibia la que corre por la acequia
Todo lo que existe y todo lo que no existe quiere cubrir al cielo
Hijos míos temed por vuestras mitades
Yo temo por mi mitad
Pero hay un reencuentro que quiero evadir en la ceniza
Un vaho de purgatorio llega en las tardes
La crisálida abre un cauce desde las acequias hasta mi corazón
Ranas y barcos de papel existen
Mis padres se apoyan en todo lo que existe en mi sangre
El ruido de una acequia, las melodías antiguas y ciertas subastas,
Yo canto dulcemente junto a las ranas
Me deslizo en un vaho de purgatorio
Y allí esta ella, esperándome entre tanta vegetación, ente tanta frondosidad
Ya nuestros corazones se han abierto a las acequias
Por primera vez se que el mar se apoya en la angustia del hombre
En el patio de la casa se empoza el vaho de purgatorio
Bailamos abrazados junto al canto de las ranas
Nuestros hijos se apoyan en lo que de nosotros va a cubrir al crepúsculo
Ya no me quedan tantos vestones en el ropero
Pocos saben lo que es beber sangre de jardinero en medio de tanta frondosidad
O no poder acercarse a los vasos con los ojos vacios
Llegan las ranas y los barcos de papel al castillo de vómitos
La sangre del jardinero llego al mar
Pero todavía hay un reencuentro que quiero evitar en la ceniza
Todavía no se cual reliquia quiero que rebose de mis dientes
Hijos míos, si me miran desde cualquier parte
Siempre me verán recostado con la crisálida a punto de llegar.


Imagen: Claude Monet "Jardin de Giverny"

1 comentario:

*