20 de mayo de 2015

*La Vida Continúa*, por Jorge Muzam

RICARDO MENA -.

LA VIDA CONTINÚA
Sara Bell Editores, San Antonio, Chile, 2011
por Jorge Muzam

Con tan solo 44 hojas, esta hamletiana obra de Jorge Muzam se puede describir más que como un conjunto de relatos cortos, como un gran relato corto extendido y largo que ha sido dividido en capítulos, a los que les suelen suceder un emblema colorido y con apariencia de tridimensional, lo que los hace especialmente agradables para el lector.

Una voz, la del padre y creador, surge de entre la espesa niebla de la noche para cantar a sus dos hijos y su educación, a su hogar y su patria, a su mundo en movimiento y descomposición. Porque esta obra es un canto al hogar, una canción de cuna –pero narrada por un Hamlet con la calavera frente a los ojos. ¿Crees que Alejandro Magno olería tan mal como esta calavera?, le preguntaba Hamlet a Horacio. El narrador de este relato extendido le respondería al Príncipe de Dinamarca con un rotundo “Sí, principito.” La vida se escapa, sin duda; la vida es fugaz, por supuesto; la vida es una basura, qué duda cabe. Y aun así, el narrador que nos dice todo esto, sentencia: pero la vida es demasiado corta.

Una característica notoria de esta pieza musical para piano, viola y violín es que el humor está de la mano de la tragedia, y el cinismo de la mano de la ingenuidad. La voz es capaz de hablar y 'modular' como su hija, de sentir la misma calidez que su hijo, pero también de mirarnos a los ojos en un momento determinado de la obra (suele ser al final de uno de sus capítulos), para esbozar una mueca y demoler todo el sueño idílico de esta trinidad familiar con un chasquido de sus dedos. El mago no quiere que sus trucos de magia nos hagan perder la noción de la realidad. Dice Jorgito a su padre-narrador: “Papá, yo quiero ver un agujero negro.” La respuesta más que a su hijo es unaparte al espectador oculto que está mirando desde la otra dimensióntranspapelada: “Yo también hijo mío. Nos vendría bien esa succión democrática.” Como ocurre con la anécdota del DVD de la película de Ridley Scott que están viendo los tres en silencio y emocionados, este relato se acaba en el momento más interesante, dejándonos así y entonces con unas inmensas ganas de más. El mago quiere intimidad. Chasquea los dedos. Y el truco de magia se esfumó dejándonos con una sonrisa en los labios y muchas amargas frases en que pensar. La vida es una basura, qué duda cabe, compañeros; y lo peor de todo es que es demasiado corta.


La obra puede leerse online en PDF en este enlace https://drive.google.com/file/d/0B94bqAE3ke0bd3JCY2dXaEtObFU/view.

Publicado originalmente en LAS VIGILIAS DE POLIFEMO
http://www.lasvigiliasdepolifemo.com/2013/03/la-vida-continua-por-jorge-muzam.html

4 comentarios:

  1. Jorge me gusta el concepto 'Y el truco de magia se esfumó' yo podria añedir, para seguir soñando? me gusta tu trabajo ... abrazos

    ResponderEliminar
  2. Excelente reseña, justa, apropiada y reveladora. Un libro imperecedero. Felicitaciones a los dos.

    ResponderEliminar
  3. Gracias por este regalo de la obra completa. El gran maestro Muzam, no es que nos sorprenda a quienes habitualmente le seguimos, pero es gratificante recrearse de nuevo en sus relatos magistralmente escritos.




    ResponderEliminar
  4. La voz del padre, ese tabú de nuestro tiempo, ese eco tierno y feroz rescatado por Muzam

    ResponderEliminar

*