28 de octubre de 2015

Los noruegos en América

CLAUDIO FERRUFINO-COQUEUGNIOT -.

Se ha politizado mucho, sobre todo en los Estados Unidos, la posible presencia noruega en las costas de América, quinientos años antes que Colón. El punto: que fuesen europeos nórdicos los "descubridores" y no tostados sureños que tienen bastante que ver con sus descendientes mejicanos de hoy. Eso daría a los racistas cierta "ventaja" moral.

Ignoran los señores en cuestión el drama que implicó el famoso "descubrimiento", el genocidio mayor de la historia cuyas secuelas aún se ven. Da risa observar a los ítaloamericanos el 12 de octubre, la fanfarria con la que destacan el origen del genovés. No se menciona que fue España quien puso el contante para la expedición, y que la mayoría de los aventureros provenían de allí, entre ellos magníficos marinos como los hermanos Pinzón, cuya importancia ha sido olvidada con negligencia. 

Hoy se habla del posible origen judío del Almirante, para espanto de todos los interesados.

Acabo de leer las sagas de Vinlandia (como nombró Leif Ericsson a su América). Ambos textos, la Graenlendinga Saga y la Eirik Saga, refieren los repetidos viajes de los noruegos de Islandia hacia el oeste, llegando Erik el Rojo a descubrir y poblar Groenlandia, o sus hijos Leif, y después Thorvald, Thorstein y su hija Freydis las costas del Labrador y Nueva Inglaterra posiblemente. Se incluye el relato del viaje de Thorfinn Karlsefni, acaudalado comerciante que tuvo los contactos de mayor importancia con los nativos, iniciando una historia de trueque fraudulento entre europeos y americanos.

La belleza de las sagas, fuera de las opiniones políticas que de rebote producen, está en su visión literaria, parte de una poderosa literatura que tanto amó Borges, en épica y en mitología. Sagas que no sólo son las dos mencionadas sino muchas y diversas. Historias subyugantes en una línea difusa entre ilusión y realidad, origen de la poética tal vez.

Para mí, la herencia de sus hermosas letras en mis hijas, también en parte noruegas.

17/06/07
_____

Publicado en Lecturas (Los Tiempos/Cochabamba), junio 2007
Imagen: Tal vez el asentamiento de Leifsbúðir en Newfoundland

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

*