6 de noviembre de 2015

¿Por qué nadie me cree cuando escribo ficción? (2)

PABLO CINGOLANI -.

El otro día vi un programa en el canal de la national geographic donde un ex asesor de bill clinton y ex actor de la serie del doctor casa (doctor house para los más entendidos) decía que el consumo de ácido lisérgico –más conocido por sus siglas LSD, o pepa, o tripa, o micky mouse, o acido a secas- tenía que ver con el boom sylicon valley boom, tenía que ver con la expansión “creativa” de la modernidad, y con tipos tan nauseabundos como el jobs
Establecía una secuencia: hippies o hijos de hippies que –vía méxico y la marihuana forever que ronald reagan gobernador de californication impulsó y extendió en su califonication querida, y/o via europa o cualquier parte y los ácidos que supimos consumir, y el correr del tiempo y el efecto benéfico de tales sustancias provocó en la mente de canallas como el tal jobs- habían parido la revolución de la high tech, habían concebido y desarrollado la tal revolution number nine que estaba predicha en el álbum blanco de los no menos cannabistas y lisérgicos señores beatles de liver-pool, de la ingla-terra
A la mierda me dije: eso pasan en la televisión del empire mientras aquí, en la birmania o en la bolivia o en los perúes o las persias, las colombias y los panamases, los referidos yanquis de la tele, asesores de clinton y actores de la santa y puta tele, mientras le dan la razón a ken russell y sus altered states, aquí, joden y joden y joden con las drogas y la tal y supuesta y mentirosa guerra contra ellas y los narco estados y nosotros todos putos y todos faloperos y obviamente jodidos
Supuse y supongo bien que los AA.SS. son los EE.UU y que, por eso mismo, el único narco estado son ellos y que además de eso no saben qué hacer y dicen –como para consolarse- que el tal jobs es casi dios y que por que se metió cien mil pepas por el culo, luego le salió por la boca el teléfono inteligente y todos esos engranajes de dominación que inventó el tal androide, el perverso leonardo da vinci de la modernidad, el demente general mac arthur de la invasión global interactiva, el detestable stevie, el anti-humano por excelencia
Viva uruguay

1 comentario:

  1. Textazo. Rebeldía de última generación. Abrazos, querido amigo.

    ResponderEliminar

*