18 de febrero de 2016

Redención


PABLO CINGOLANI -. 

1. Cinco litros de vodka, pero cinco litros de vodka al hilo, sin respirar, porque sí

2. Setecientos kilómetros cuadrados de arena: atravesarlos una vez, dos veces, todas las veces que sea necesario hasta que te des cuenta

3. Quedarse en silencio, flotando, en la nada ausente de todas las nadas (esto incluye: la abolición de las hadas, de los ángeles de la guarda y de los muelles, cualquier muelle de donde puedas asirte)

4. Dejar de leer los periódicos por cinco mil años (de paso, contribuyes a aminorar los efectos del cambio climático)

5. Volverse absolutamente devoto del más grande de todos los santos y santitos: el Santo Niño de Atocha, patrono de todos los cacos y malandras del orbe

6. Un caracol tan mambeado que lo enchufas a tu oído y escuchas el sabor de la hierba en Mongolia y los ecos de los caballos de los kanes, acariciándola

7. Un espejo donde sólo atiza blues y el rostro desangelado de la Janis Joplin

8. Todo Wall Street derruido, vuelto territorio y fiesta de líquenes y de percebes

9. Todos los satélites perdidos, desenchufados, desconectándonos

10. Todos los desiertos avanzando sobre todas las ciudades (Ibn Jaldún) y nosotros, los sobrevivientes, los redimidos, los humanos, recobrando la paz de las piedras (Camus).

1 comentario:

*