12 de mayo de 2016

Poema al futuro/ monumento a Percy Harrison Fawcett que se erigirá en la Cordillera de Apolobamba

PABLO CINGOLANI -.

Miraras eternamente y sin sombra las montañas más salvajes del orbe y su distancia inasible en el olvido perpetuo

Tus ojos de mármol reflejarán cada piedra, toda la nieve danzará, brillará en tus pupilas

Tu corazón en silencio celebrará esas alturas, esos vientos, donde sólo los cóndores se están y las almas de hombres buenos, de hombres sabios, que amaban esas montañas

Que caminaron y las ofrendaron, como tú, a tu manera, también lo hiciste

Tus brazos, siempre bravos, siempre firmes, señalarán siempre el oriente, siempre al este, al Antisuyu, siempre a la selva, donde te perdiste para marcar una huella

Te rodeará el fervor y la memoria de una mística y habrá fiesta invencible en las cumbres, fiesta de los líquenes más puros; celebrarán en el valle, y con nosotros y los huaynos, queñuas y colibríes

Tu tenaz presencia nos recordará a todos

Que la vida es un sueño que se persigue sin dudar sin ceder jamás

Y es más azul que los océanos y está más allá de la muerte

En tus ojos definitivos del mármol más blanco y más sublime

Los peregrinos acudirán a sentir el mensaje que nos legaste:

La muerte es un paso, la muerte no existe… ¡Endurance! ¡Resistí! ¡Bienvenidos los que se atrevan! ¡Bienvenidos a la eternidad!


Pablo Cingolani
Río Abajo, 11 de mayo de 2016

¡Endurance!: mi homenaje a Ricardo Albert, miembro de la Expedición Madidi, Q.E.P.D.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*