5 de enero de 2017

Canción de arenas


PABLO CINGOLANI -.

«Coronel, ¡Salve usted la patria!», a lo que el coronel contestó «Es que Rondón no ha peleado todavía».
 
 
El negro Rondón ataca
Sus lanzas, el coraje de un puñado
De valientes, salvará a Bolívar
Salvará a la patria, nonata
 
San Ramón los inspira –sin que lo sepan
Ellos creen sólo en su afán de ser ellos mismos
La libertad, sabe Rondón
No tiene riendas, salvo las que uno cabalga
 
Cabalga Róndón, cabalga
Con sus llaneros –son catorce- y con sus lanzas
Salvará a Simón, salvará a su tierra
Salvará a la América, en el Pantano de Vargas
 
En la Hacienda del Salitre
Bolívar vuelve a ser Bolívar
Lo abraza a Rondón, negro fiero, negro redentor
Va seguro hacia Boyacá, lo espera la sangre
Lo espera la gloria, lo espera la patria, que quiere nacer
 
Esa gloria, esa patria, que Rondón
Cabalgando Rondón
Atacando Rondón
A pura lanza, indomable, Rondón
Conquistó en ese corazón de América
De la libertad de América
Llamado el pantano, el pantano de Vargas.
 
Duerma, descanse en paz, mi negro Rondón
No te olvidamos ni a vos ni a tu montonera
Catorce –la cifra de la libertad
Catorce- los guerreros
A puro ardor, puro destino, a pura lanza
 
“Vaya, Rondón, vaya y salve a la patria…”
Doscientos años han sucedido y mi negro, mi amor
Vuelva, Rondón, vuelva esa luz, mis indios, mi pueblo en armas
Vuelvan y salven, otra vez más, a la América
 
Vuelva, Rondón, y liberemos a Milagro Sala
Vuelva, Rondón, y liberamos a la machi Francisca
Las montañas las lloran, prisioneras de una impostura
Anclada en una América
Que no es la nuestra
 
Vuelva, Rondón, y liberemos a nuestros pueblos
Cabalgando Rondón
Atacando Rondón
A pura lanza, indomable, Rondón
 
Juntos, Rondón, de una vez y para siempre
Sólo Rondón, de las cenizas que vibran Rondón, del fogón
De los sueños y por la dignidad irreversible, Rondón
Por todas las arenas, las selvas y los caminos
Donde nos conocimos, donde venceremos juntos, otra vez, Rondón
 
Vamos, Rondón, que tu inspiración nos aliente
A volver a sentir la huella a volver a sentir al destino
A volver a sentirnos nosotros mismos
Y que catorce llaneros, catorce montoneros
Vuelven cabalgando, atacando, a pura lanza
Vuelvan a cantar victoria, vuelvan a salvar a los oprimidos
Como aquella vez, imposible y gloriosa, en el Pantano de Vargas
 
Vaya Rondón, venga Rondón, vuelva Rondón
Y salvemos, todos juntos, y en su memoria
La tierra, la selva, el pueblo, el futuro
 
Vaya Rondón, venga Rondón, vuelva Rondón
Y salvemos, todos juntos, y en su memoria
A la Milagro, a la machi
 
Al destino
 
A lo que fuimos
A lo que somos
A lo que queremos ser
 
A la patria.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*