28 de diciembre de 2017

A Jorge Muzam (sin respirar)


Pablo Cingolani

Así estemos lejos
Así la distancia nos separe
Una cordillera nos une

Son las mismas piedras
Es la misma nieve
Es ese horizonte
El que nos hermana
Y nos compromete

De los Andes a los Andes
Desde los Andes hasta los Andes
Siempre los Andes, Jorge
Ampararán nuestras huellas

Serán la fragua y la forja
De esa pasión compartida
Por esas mismas piedras
Por esa nieve que hermana
Por ese horizonte
Que no ceja de ceder
Que no se rinde jamás

Porque es pura nieve
Es la piedra más pura
Es el horizonte
Más febril
Y el más enamorado
Por esa dicha
Que sólo las piedras
Pueden procurarnos
Por ese calor
Que solo la nieve acuna
Por ese horizonte
Que sólo busca otro horizonte
Y que es siempre el mismo

El único que nos vuelve fuertes
El único que nos vuelve dignos
El único que nos concede vida
El único por el cual vale la pena vivir
El único por el cual vale la pena vivirlo
Como lo vive la piedra
Como lo siente la nieve
Como está escrito en la piedra, en la nieve
En el destino
Como está escrito, tierna y eternamente
En el horizonte
Como está escrito, tierna y poéticamente
En la eternidad.

Pablo Cingolani
Río Abajo, 28 de diciembre de 2017

Fotografía:  ©Lorena Romina Ledesma, "Roble Huacho", San Fabián de Alico, Chile.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*