11 de febrero de 2018

La coca



Pablo Cingolani
A Antonio Peredo Leigue,
In memoriam

Hoy, esta noche, la coca se está y me está celebrando la vida, mi vida

Hay tantos tesoros escondidos en la coca que no sé por dónde empezar a nombrarlos pero todos me habitan con su abrazo verde, con su latido sincero, con su presencia, tan real, como las montañas que me amparan

Hoy, esta noche, la coca guía mi mano, enciende mi piel, exalta mi temperatura y mi sangre, más allá de los pesares que arrecian, más allá de las tristezas que acechan, más allá de los demonios que me andan sitiando

Hay tantas victorias escritas en cada hoja de coca que todos los libros no alcanzarían para narrarlas, para evocarlas, para revivirlas: la coca, tan generosa, es toda la memoria que necesitamos para resistir, es toda la alegría que queremos compartir, es todo el destino que nos espera si somos capaces de defender la marca vegetal, la huella vital, que nos conduce hasta él.

Pablo Cingolani
Río Abajo, 2 de febrero de 2018

No hay comentarios:

Publicar un comentario

*