11 de julio de 2015

De los principios sensibles del mundo

PABLO CINGOLANI -.
Porque nadie atribuirá al mundo,
cual partes suyas, los accidentes.
Kant

Oye, hermano, este mundo es una vaina, es un desatino: no lo conocemos. Si hasta el imperialismo, el famoso imperialismo, está hecho mierda. Habría que plantarse y plantearse la reconstrucción del mundo, pero no de ese mundo que se oxidó, no de ese mundo que está reventado y pidiendo el oxígeno que siempre nos negó, no de ese mundo que nos excluyó y ahora nos convoca para que lo salvemos.

No es cuestión de indignarse por indignarse nomás, no es cuestión de llorar y sentir que te han cagado (eso, aparte, lo sentimos todos): la cuestión es actuar, la cuestión es luchar, la cuestión es rebelarse pero de acuerdo a los principios sensibles del mundo, pero de nuestro mundo, del otro mundo, del nuevo mundo que siempre ansiamos, a saber:


1. El mundo está vivo

El mundo sigue vivo. Lo han secuestrado los yanquis y los europeos, lo quieren volver a encarcelar los chinos. Hay que liberarlo.

2. El mundo es directo

No hay nada ni puede haber nada que se interponga entre el mundo y vos. Los medios de comunicación masivos están de más. No nos comunican un carajo, lo único que hacen es confundirnos y dividirnos. Lo único que hacen es asfixiarnos.

3. El mundo es tal cual

Hay un solo mundo y hay que recuperarlo. El mundo es bello, el mundo es hermoso: horroroso lo volvieron ellos, no nosotros.

4. El mundo cura

Todas las enfermedades del mundo tal cual lo conocemos, las han creado ellos, es decir los destructores del mundo, los que no aman al mundo. Hay que sanarse con fe, con la convicción de que podemos conquistar nuestro mundo, el que siempre nos negaron.

5. El mundo no se evade

El mundo se mira, todos los días, sus pies y luego se mira sus hombros y nos carga a todos, nos alza a cada uno. No hay droga útil para tal efecto, no puede haberla.

6. El mundo es bello

Toda la estúpida estética que acunó el capitalismo hay que desterrarla de nuestras almas: no hay estética posible dentro del sistema: sólo la muerte. El mundo es bello porque bellas son las piedras, bellos son los ríos; esa es la belleza del mundo, de nuestro mundo.

7. El mundo es justo, es sensiblemente justo

El hambre de tantos millones de seres humanos es la prueba de que el mundo de ellos, no sirve para un carajo, es un pedo en la tormenta de la historia que un día, bendito día, se acabará.

8. El mundo cambia todo el tiempo y, a la vez, es inmutable

Cuando entendamos qué es el ser y qué es el estar, cuando esas nociones de filosofía popular se enseñen en las escuelas, no sólo los resistiremos, no sólo volveremos, sino que vamos a mutar parte y sustancia del mundo, del nuevo mundo.

9. El mundo tiene memoria

Todo el daño que le han causado al mundo, lo van a tener que reparar. Todo silencio, será agasajado. Todo ruido, abolido. Nuestro mundo es raíz, es raigal, es un mundo donde nuestros muertos y nuestros mártires son homenajeados y se celebran vivos a diario.

10. El mundo es expresivo

El mundo es arte. No es parte, sino su hechura. El mundo nuevo son los colores de la naturaleza + los colores de las culturas y todos juntos diseñan y pintan y esculpen y escriben nuestra realidad.

No digas que estás emputado, no digas nada y menos que reniegas del viejo mundo, cuando lo sostienes a diario.

1. Deja de depender de la sociedad del petróleo: no uses coche, camina.
2. Abandona a quien no quieres y encuentra al que amas, el nuevo mundo es amor, amor como destino, por sobre todas las cosas.
3. Apaga la luz, apaga el televisor, apaga la licuadora, si verdaderamente no te hacen falta.
4. Deja a un lado tus ideas, puede que sean inútiles.
5. Ama al viento que sopla y sopla y sobre todo: ama a la lluvia: limpia toda la inmundicia y la maldad de la tierra.
6. No te concentres, siente.
7. No acumules nada, salvo papeles y músicas que puedan demostrar que has sido feliz. Eso será como una especie de CV en la historia del nuevo mundo.
8. No te detengas pero reniega de la velocidad.
9. No hagas más terapia con extraños sino con vos mismo.
10. Nadie te va a salvar, nadie te va a complacer: sólo un nuevo mundo que nos licue la piel, que nos araña y nos bese, podrá hacerlo.

El principio sensible y práctico número 11 del mundo es que el mundo es libre. Y eso, y solamente eso, explica todo lo demás y cada cosa.

5 comentarios:

  1. Antonia Gimenez17/12/13

    Certeras palabras, comparto su apreciaciones!

    ResponderEliminar
  2. A este lado sí hay un paraíso y se llama generosidad. Es cierto que aún está muy despoblado, pero intentamos hacerlo crecer cada día. De verdad que lo intentamos.

    Un abrazo fuerte, querido amigo.

    ResponderEliminar
  3. Al leerte me fue posible sentir el mundo que ves, que sentís y pude verme en ese mundo. Gracias. Tendré en mente estos principio para los caminos que quedan por desandar.

    ResponderEliminar
  4. Ya lo estamos haciendo. Necesitamos que sean muchos más.

    ResponderEliminar
  5. Hacia allá vamos! Hermoso texto.

    ResponderEliminar

*