Ir al contenido principal

Entradas

Bandidos en la frontera

Pablo Cingolani Los comunarios decían que al Cristo de Pumasani lo había dinamitado y hecho volar un comando senderista. Los comunarios afirmaban que Sendero Luminoso entraba y salía de la zona sin problemas y sin clemencias, el límite internacional no existía para ellos –y para ninguno, en verdad. Que se llevaban llamas, vicuñas, niños –las cosas que siempre se dice de los guerrilleros que son siempre marca MM, es decir Muy Malos. Cuando arreciaba la bruma, esas pampas, tan altas, tan desoladas -aunque están ubicadas a menos de 300 kilómetros de la sede de gobierno de Bolivia-, daban para cualquier cosa. Por suerte, el Ricky siempre llevaba una petaca de whisky y al menos al frío, podías conjurarlo. A los fantasmas, no. Alguna vez me enteré de algún informe de inteligencia –todos los informes de inteligencia atesoran esa secreta fórmula, como la de la Coca-Cola, que mezcla verdad con mentira que los hace eso-, asegurando que allí, en las pampas altas y desoladas, el Partido Comu
Entradas recientes

Un huayco

"Wikuñachus mamay kark'an tarukachus taytay kark'an, ork'on k'asan purinaypak' chiri wayrak' pintuykusk'an. (...)"   (O acaso fue mi madre la vicuña de las pampas o fue mi padre el venado de los montes, para ser errante, para andar sin descanso por los montes y las pampas apenas envuelto por el viento; en las abras y en los cerros vestido de viento y de frío)   Extracto de Ork'on k'asan purinaypak' (Para ser errante) Tomado de José María Arguedas:  Cantos y cuentos quechuas . Pablo Cingolani

"Para que no me olvides"

Nelson Villagra Garrido La luz crea atmósferas sorprendentes. En mis caminatas habituales bordeando el río que pasa a cien metros de nuestra casa, hace un par de días me quedé sorprendido y extasiado mirando un paisaje que he visto muchas veces. Helios, artífice de la belleza y sus contrastes horarios, me tenía reservada una sorpresa lumínica: aquello que veía continuamente, por efectos de la luz, poseía esta vez una atmósfera tan diferente, que hubiera dicho que un pintor travieso había decidido cambiar los colores habituales... Me surgió el deseo que Bego estuviera conmigo gozando la emoción..., y sin darme cuenta vino a mi memoria un poema del cual solamente recordé el título. En casa leí el poema cuyos primeros versos son: “Yo me pondré a vivir en cada rosa/ Y en cada lirio que tus ojos miren/ Y en cada trino cantaré tu nombre/ Para que no me olvides...” , del poeta Oscar Castro. - Publicado originalmente en el perfil de Facebook del actor y escritor chileno. (16/9/2021)

La stanza bianca di Cecilia

“El color es una mancha/entre el blanco y el negro/que no son colores” -Carlos Franck- Anche il big bang forse era bianco. Ogni paginetta di Bianco è un “compito per casa” dove ci sono azioni, movimenti e gesti quotidiani, ci sono gli umori, gli aromi e gli amori che la nostra fretta non sa più cogliere. C'è la pagina bianca dove il respiro, i dubbi e l’attesa rendono più vivibile la pagina scritta. Questo è il momento della poiesis. Nella stanza bianca di Cecilia entra tutto ed entrano tutti, c'è quasi tutto e ci sono quasi tutti. Ci sono la cucina, la scuola e l’ospedale, c'è il pane, la nostalgia e l’odore dell’aglio, una radio, una finestra e il tempo, ci sono la burocrazia ed il cielo, c'è la memoria. Una viola, l’aroma del caffè e il dolore. Nella stanza bianca di Cecilia ci sono i come, i quando e i perché; come per gli inuit, il bianco di Cecilia non è uno solo ed ogni bianco ha la sua ragione ed il suo sogno d’essere il bianco che è. La stanza bianca di Cecilia

LA LITERATURA BOLIVIANA ¿Uniformidad ideológica o la pluralidad de la lengua?

  Iván Jesús Castro Aruzamen   A Albanella Chávez   La historia de Bolivia como pueblo, nación o Estado, más allá de la adjetivación y perspectivas sociológicas en la definición de dichas categorías, no fue sino una constante de desencuentros fratricidas. Tiranos y caudillos se han sucedido uno tras otro. Las burguesías criollas herederas del colonialismo europeo, tras la formación de la república encontraron en la soterrada resistencia cultural de los pueblos del Abya Yala un obstáculo para el ejercicio del poder neocolonial. Los avatares de esa historia jalonada por rebeliones y revoluciones frustradas, cuyas secuelas todavía continúan presentes en nuestro imaginario. Bolivia es un país adolorido y esperanzado, en busca de sentido y transformación, unas veces bajo la lupa de un realismo descarnado, otras, de manera esotérica. La literatura como expresión estética de la experiencia humana y su estar en esta existencia, no ha sido extraña en este desarrollo histórico del país. L

Sergio Ribero en el Día de Cochabamba

Miguel Sánchez-Ostiz / Vivir de buena gana https://www.sergioribero.com/ Hacía tiempo que no veía fotografías del boliviano Sergio Ribero, fotógrafo viajero y humanista, al modo de los legendarios fotógrafos franceses de entre guerras: las gentes, los países, las calles, los laberintos urbanos, la Gran Parada urbana de la que todos formamos parte. En Ribero hay cámara, pero hay sobre todo ojo, mirada, intención... fotografía. A Ribero no lo conozco en persona, solo por su trabajo y después de ver una fotografía callejera, un retrato, de un personaje de esos de verdad raros con los que te cruzas en la vida y resultan inolvidables: un paramilitar que arrastraba una fama terrible y era un consumado maestro charanguista en la noche de Cochabamba. Seguí a Ribero, pero en el bosque de las redes lo mismo te ves a diario que desapareces como si hubieras fallecido tragado por la niebla de los días. Hoy me tropecé en ese bosque con la felicitación de Ribero al Día de Cochabamba, su ciudad, y me

Lucky (Man)

Maurizio Bagatin Pedro Infante canta Con el tiempo y un ganchito, un hombre solitario es su Karma, la acción que lo redime. “Lo que yo veo no tiene por qué ser lo que ves tú”, se parece a una poesía de Walt Whitman, a una canción del juglar Dylan. América fue un sueño desde Tocqueville, una Sand Creek lo deturpó, ahora soledades y nomadland visitan las tumbas de Martin Luther King, el Ground Zero, el cementerio de Arlington… soledad y soledades, hombres solos que edifican sueños en sus memorias… Lucky Man canta Alan Price… en el acto de escribir se intenta hacer de la vida algo más que un acto personal, de liberar la vida de lo que la aprisiona dijo Gilles Deleuze, mientras hacía filosofía con el cine… Lucky Man cantan los Emerson, Lake & Palmer. Lucky encierra en sí todos los hombres antes del último hombre, el hombre último en estar solo en la tierra; luego vendrá la verdad, vendrá la sonrisa. Tanta poesía encierra esta película, verla una sola vez es perderse de muchos detalles,

Tobruk 1941

Vent’anni , es el título de la novela de Corrado Alvaro sobre la Grande Guerra ( Los que tuvieron veinte años , fue traducido al castellano). Tobruk 1941, otra guerra, a la que no tuvieron el coraje de darle un adjetivo, fue el proseguimiento de la Grande Guerra. En aquellos años hubo solo guerras. Veinte años, mi padre en África. Los Bersaglieri , el 8° Regimiento saludó Napoli y con fría ilusión se hizo llevar hasta las costas líbicas, Tobruk era el puerto de la Libia italiana, puerto estratégico cuenta la Historia. Nubes de arena, mucha sed y una Fata Morgana en lugar del añorado paraíso africano. Impreparados, desorganizados, en inferioridad numérica frente al enemigo, con un deficiente armamento y unas camisas tan pesadas y extrañadas por los alpini en Rusia, con este miserable bagaje Italia se enfrentó a los Aliados. El coraje como única arma y toda la inocencia de los veinte años, la ingenuidad fatal que el hambre y la miseria siempre dispone p

Mera Luz... / Djavan

Mosohuayco (Quebrada Nueva) Alto Huayllani, La Paz, Bolivia (12.9.2021) Pablo Cingolani