9 de junio de 2011

"El hijo de puta" en versión española

Por Concha Pelayo

Queridos amigos de Plumas, porque quiero que conozcáis a este estupendo poeta portugués, Alberto Pimenta, os traigo aquí un interesante poema suyo, "El hijo de puta", traducido libremente por mi . Sus versos están en rojo y yo le respondo con mis versos. Os recomiendo que lo busquéis en google

Como veréis los hijos de puta son como la plaga de la langosta. La foto podía haber sido la de cualquiera.

El pequeño hijo-de-puta es siempre un pequeño hijo-de-puta; pero no hay hijo-de-puta,por pequeño que sea,que no tenga su propia grandeza, dice el pequeño hijo-de-puta.

En verdad dices, Pimenta,
Como la cucaracha o el ratón
Ocultos en la ponzoña
El hijo de puta
Emerge de la mierda
Y nos enfanga de tal forma
Que nos anula.


Sin embargo, hay hijos-de-puta que nacen grandes hijos-de-puta, que nacen pequeños, dice el pequeño hijo-de-puta. Además, los hijos-de-puta no se miden en palmos, agrega el pequeño hijo-de-puta.

Razón tienes, Pimenta
Los hijos de puta
Ni tienen estatura.
Les basta desplegar el veneno
Que sale de su lengua
Y expandirlo en derredor.

El pequeño hijo-de-puta tiene una pequeña visión de las cosas y muestra en todo cuanto hace y dice que es justo el pequeño hijo-de-puta. aunque el pequeño hijo de puta tiene orgullo de ser el pequeño hijo-de-puta. todos los grandes hijos-de-puta son reproducciones grandes, a la sazón, del pequeño hijo-de-puta, dice el pequeño hijo-de-puta.

Así es, Pimenta
Ningún hijo de puta
Reconoce sus putadas
El hijo de puta es muy orgulloso
Es hábil para hacer ver
Lo blanco negro y lo negro blanco.

Dentro del pequeño hijo-de-puta están en idea todos los grandes hijos-de-puta, dice el pequeño hijo-de-puta, todo lo que es malo para el pequeño es malo para el gran hijo-de-puta, dice el pequeño hijo-de-puta.

Grande, dices, Pimenta?
Mayúsculo y desmesurado
Desde las babas hasta las barbas.

El pequeño hijo-de-puta fue concebido por el pequeño señor, a su imagen y semejanza, dice el pequeño hijo-de puta.

Agudo Pimenta
En verdad dices y dices bien.
El hijo de puta
Fue concebido de la leche agria de su madre
Y del cucharón que sirvió para revolver el útero
Cuyo resultado no fue otro
Que el valiente hijo de puta.

Es el pequeño hijo-de-puta el que da al grande todo aquello de lo que él precisa para ser el gran hijo-de-puta, dice el pequeño hijo-de-puta. Además, el pequeño hijo-de-puta ve con buenos ojos el engrandecimiento del gran hijo-de-puta: el pequeño hijo-de-puta, el pequeño señor: Sujeto servicial, simple sobra. O sea, el pequeño hijo-de-puta.

Avispado Pimenta,
Cómo no iba el hijo de puta a ponderar
Los servicios prestados del hijo de puta
Del Gran hijo de puta. !Manda huevos!

El gran hijo-de-puta también, en ciertos casos, comienza por ser un pequeño hijo-de-puta, y no hay hijo-de-puta, por pequeño que sea, que no pueda llegar a ser un gran hijo de puta, dice el gran hijo-de-puta.

Tu clarividencia, Pimenta, me motiva
Aunque el hijo de puta se amilane de momento
Emergerá de las putadas
Que le infligirá su propio padre
Y todo, por seguir siendo un verdadero hijo de la gran puta.

Además los hijos-de-puta no se miden en palmos, agrega el gran hijo-de-puta. El gran hijo-de-puta tiene una gran visión de las cosas y muestra en todo cuanto hace y dice que es justo el gran hijo-de-puta. Por eso el gran hijo-de-puta tiene orgullo de ser el gran hijo-de-puta.

Pimenta, paciente amigo,
Los hijos de puta,
No tienen estatura
y tienen la mirada esteroscópica
ven mucho más allá
muy adelante, que diría mi abuelo
y, cómo no,
se enorgullecen de lo que son:
unos hijos de puta.

Todos los pequeños hijos-de-puta son reproducciones a la sazón pequeñas del gran hijo-de-puta, dice el gran hijo-de-puta. Dentro del gran hijo-de-puta están en idea todos los pequeños hijos-de-puta, dice el gran hijo-de-puta.

Pimenta, Pimenta
Así es,
Se reproducen
Y hacen metástasis
Células cancerosas
Que todo lo invaden.
Se reproducen como las plagas
Eternamente.

Todo lo que es bueno para el grande no puede dejar de ser igualmente bueno para los pequeños hijos-de-puta, dice el gran hijo-de-puta.

Todo lo que es bueno
Para el hijo de puta
No lo es para mí
Ni para ti, siquiera, Pimenta,
El hijo de puta se engaña.

El gran hijo-de-puta fue concebido por el gran señora a su imagen y semejanza, dice el gran hijo-de-puta.

Me pregunto, Pimenta
Si yo, a la sazón, podría llegar a ser una hija de puta
Siendo que lloro y rabio
Tras las putadas que se me inoculan cada dia?

Es el gran hijo-de-puta el que da al pequeño todo aquello de lo que él precisa para ser el pequeño hijo-de-puta, dice elgran hijo-de-puta.

Te sigo Pimenta
Como el pequeño hijo de puta sigue al gran hijo de puta
Te sigo y me pregunto:
Estaré preparada para ser también una hija de puta?

Además, el gran hijo-de-puta ve con buenos ojos la multiplicación del pequeño hijo-de-puta:el gran hijo-de-puta el gran señor Santo y Seña Símbolo Supremo, o sea, el gran hijo-de-puta.

En verdad, en verdad, Pimenta
Crees que comienza la era global del hijo de puta
O, debemos, los que de parias vamos por la vida
Poner la otra mejilla,
Poner el culo
Ponerlo, sí, valientemente,
Para que nos den por él?

***dónde, procurando bien, no se encuentra un hijo-de puta. El hijo-de-puta no cambia, el hijo-de-puta nunca cambia, es eterno; pero evoluciona y alarga su esfera de ocupaciones, se expande, utiliza nuevos métodos(de los sanitarios a los cementerios), cuando los viejos, como todo, acaban por gastarse y dejar de ser eficaces. Esa es la técnica (o progreso) del hijo-de-puta: expandirse multinacionalmente en círculos concéntricos,cada vez más anchos, abarcando en el nuevo círculo todo lo que tienda a escaparse del antiguo:***nada, nada puede detener este surgir y expandir, y lo mismo se puede naturalmente decir del lugar que el hijo-de-puta ocupa. El hijo-de-puta, ya sabemos, está en todos los lugares, aunque tiene hábitos y modos diversos, conforme al lugar en que se encuentra. Si en ciertos lugares del sur es por ejemplo musulmán, en otros es por ejemplo católico y en otros protestante, y en otros encima judío o incluso ateo. Por eso los pragmáticos consideran que el orden y la función social son una cuestión de gusto. El hijo-de-puta es siempre aquello que los otros hijos-de-puta del momento y del lugar son; es, porque es eso que “conviene” ser, y por lo tanto es eso que es él. El hijo-de-puta se inserta siempre en el proceso en curso, cualquiera que este sea,y ese es otro rasgo distintivo del hijo-de-puta. El hijo-de-puta colabora, y anda siempre en el viento, siempre en la marea, siempre en la ola. El hijo de puta es siempre en lo más.

Salí de casa esta mañana.

Y creo que me encontré con uno de esos hijos de puta. Me cuestionó lo que hice, me criticó con quién hablé, lo que compré. Me criticó mi mismidad, llegando a creer que yo no era yo, ni siquiera mi circunstancia. Me encontré en vez de hablando, balbuciendo palabras inconexas, irreflexivas. Me encontré con que de mis ojos ya no salían ni lágrimas, sino granos de arroz. Por casualidad llovía a cántaros y el arroz, en contacto con el agua, iba creciendo y creciendo. Toda la calle se llenaba de arroz, arroz blando y blanco. Asqueroso.

Doblé la esquina, cuidando de que mis pies no se hundieran en la masa pastosa y viscosa del arroz. A mi lado pasó un mendigo, me pidió limosna. Le di mi mano que aprisionaba un buen puñado de arroz y se la metió en la boca. Pero lejos de soltarme la mano, la aprisionaba en su boca caliente y ansiosa, me la lamía, me la besaba, me mordisqueaba cada uno de mis dedos. De pronto comencé a sentir un bienestar inusitado, una paz indescriptible. Algo desconocido hasta entonces.

Aquél hombre era un pobre hombre hijo de puta. Yo también.

4 comentarios:

  1. Un rabelesiano diálogo de enrostradores de la infamia, mi querida Concha.

    Los hijos de puta han explotado demográficamente en la medida que se ha extendido la pandemia de la codicia, lo que lleva siempre aparejada la envidia y el matonaje físico y espiritual. Lo interesante es que, a diferencia de hace algunos decenios, hoy tienden a organizarse en conglomerados políticos con apariencia democrática y a apropiarse hasta de los gobiernos, como sucede en Chile y en otros tantos países.

    A ratos sus cánticos de Sirenas son tan seductores que llegan a convencernos de que nosotros también somos iguales a ellos, e incluso mucho más que ellos (porque está claro que ellos no se autoreconocen como tales)

    Original, jocoso, iracundo, transgresor, envolvente y muy necesario, mi querida amiga.

    Un fuerte abrazo para ti y para el poeta Pimenta.

    Jorge Muzam

    ResponderEliminar
  2. Quedé impresionado en el buen sentido.

    ResponderEliminar
  3. Me lo había perdido. Hay poco que decir, un verdadero h de p.

    ResponderEliminar
  4. Anónimo12/7/11

    Kadafi creó la Libia moderna y benefició enormemente a la mayor parte de los libios; lo que digan los criminales de USA o NATO, bah.

    Sigo las noticias internacionales por TELESUR, por ejemplo en su cobertura de España (minuto 0:41)

    http://www.youtube.com/watch?v=53oA1D1gEtI&feature=related

    Y para Chile leo Contrainjerencia y me entero de cosas tremendas de las que no tenía ni idea:

    http://contrainjerencia.com/index.php/?p=22150

    De resto leo ICH (International Clearing House), porque todo lo demás en USA está controlado por CNN y FOX, cuando no espiado por la CIA, el FBI etc. En particular la campaña contra Kadafi

    María Eugenia

    ResponderEliminar

*